sábado, diciembre 29, 2007

Rutas argentinas


Me lancé por las rutas argentinas ¡Qué difícil que es encontrar no digo tanto como nuestro lugar en el mundo, pero sí en la ruta.

Durante 800 km opté por:
  1. Ir por el carril rápido a partir del siguiente razonamiento. Si yo pienso ir a máximo que el tránsito y las velocidades máximas permiten, si voy por la izquierda voy a evitar a los camiones, a los que fueron super autos cuando Almendra tocaban "Rutas argentinas y demás fauna que circula por ahí. Esto no es estrictamente cierto, pero en teoría debería funcionar. El problema es que muy a menudo se acerco otro auto o 4x4 que considera que los 140 km a los que circulo son absolutamente insuficientes y que me "estimula" a que me pase de carril haciéndome luces, tocando bocina y (lo peor) acercándose al trasero de mi Ka re-chuchi y re-indefenso hasta dejar un espacio libre de un par de átomos. Eso no me gusta. Eso me pone nerviosa. Y no es solo por la invasión de mi espacio, sino porque pienso que si tengo que frenar por cualquier motivo vamos a protagonizar un choque múltiple. A desgano, me corro y paso al:
  2. Carril lento. Por suerte es diciembre y la ruta está bastante despejada, así que podemos avanzar un tiempo hasta toparnos inevitablemente con otro auto que se desplaza a 17 km/hora. Lo pasamos por la izquierda. ¿Me quedo en el carril rápido? Mejor no. Vuelvo al de la derecha. Sigo avanzando hasta que me encuento con un camión que va a 23km/hora. Lo paso y repítanlo las veces que sean necesarias.
Por supuesto que esto sucede en las rutas de circulación única. Porque en los tramos de un carril de ida y otro de vuelta, el dilema es ¿arriesgo nuestras vidas en un choque frontal para pasar al camión de doble acoplado al cual estoy siguiendo como un patito a su mamá pata? Muchos lo hacen. Se ponen al acecho y cuando les parece, pasan al carril de contramano donde a veces se encuentran con otro auto de frente. Vuelven a su lugar original (atrás de mamá pata) y lo vuelven a intentar hasta conseguirlo (o matarse, pero por suerte no me tocó verlo)

Yo soy una madre de familia conservadora, así que ¿qué quieren saber de la parte trasera del camión que nos precedía? Les puedo contar todos los detalles. Pero llegamos.


sábado, diciembre 22, 2007

Nos vemos en unos días

Tras que últimamente posteo poco, hoy me voy a pasar unos días a Cariló.
Que tengan una feliz navidad (yo aprovecharé para ponerme un vestido que compré en un ataque de calentura y que solo sirve para una super fiesta) y nos vemos a la vuelta.

viernes, diciembre 14, 2007

Consejo navideño


Para esta época del año siempre les digo a mis hijas que estudien para no tener un empleo donde las obliguen a trabajar con un gorro navideño. No puedo creer que alguien crea que ver a un empleado odiando intensamente la ridiculez que le hacen hacer atrae clientes.

martes, diciembre 04, 2007

Avances de la ciencia



Hay trabajos que no entiendo bien para que se hacen. No sé si son tan geniales que no me doy cuenta o, simplemente se destinan recursos a comprobar lo obvio para cualquiera, hasta para mí. Por ejemplo en un portal médico leo el siguiente resumen:


Las madres primerizas pueden soportar los síntomas posparto durante meses

Fuente: Annals of Family Medicine 2007; 5: 519-27

Estiman características de estilo de vida que contribuyen a los síntomas físicos y mentales posparto.

MedWire News: Muchas mujeres aún informan fatiga, dolor de espalda, de cabeza y otros síntomas posparto 3 meses después de haber dado a luz, sugieren los hallazgos de un estudio estadounidense. (¿Es muy sorprendente que alguien a cargo de un bebé de 3 meses esté cansada y con dolores varios? O sea, ¿no es una obviedad sobre la que no cabe mayor reflexión?)

Las mujeres que sufren fatiga posparto, la que hace impacto en su calidad de vida, podrían beneficiarse de recibir consejos para su salud para manejar mejor los síntomas, comentan los investigadores.(¿Qué tipo de consejos? ¿Dormir toda la noche y que el investigador se haga cargo de darle la teta al bebé? ¿No ir a trabajar y que te otorguen una licencia paga hasta que el "bebé" entre en la primaria? No me queda claro...)

En su estudio entrevistaron a 661 madres residentes de Minnesota a las 5 y a las 11 semanas posparto. Las mujeres dieron a luz en el año 2001 y 410 habían retornado a sus trabajos a las 11 semanas.

Posparto, las mujeres experimentaron un promedio de 4,1 síntomas relacionados con el haber dado a luz. De estos síntomas, la fatiga fue el más común, informado por el 43 por ciento de las mujeres en el período posparto.(En todo caso lo llamativo es que el 57% decían no estar fatigadas)

Los informes de dolor de espalda, fatiga, dolores de cabeza, y pérdida del deseo sexual habían disminuido a las 11 semanas posparto, pero la incidencia de estos síntomas era todavía relativamente alta incluso después de 11 semanas, comentan los investigadores.(Este trabajo es revolucionario. Nadie se había dado cuenta de esto hasta ahora)

Éstos hallaron que las mujeres tenían mejores resultados de salud si habían tenido mejor salud previa a la concepción, más control de su trabajo y actividades hogareñas, más apoyo social en el trabajo y en el hogar, y menos estrés laboral. (O sea que si tenés menos problemas de salud, más plata para pagarte ayuda y para comprar cosas que te faciliten la vida, podés manejar tus horas de trabajo, tu familia, léase tu mamá en general, y tu marido te ayudan, y tu trabajo consiste en ráfagas de hacer algo mechadas con webeo intensivo te vas a sentir mejor que si sos una madres soltera cuya familia vive en otra ciudad y criás a tus hijos con la miseria que te pagan en tu super explotador e inestable trabajo de 16 hs diarias. Realmente un hallazgo sorprendente. Cada vez se pone más interesante)

“Las evaluaciones posparto deberían incluir análisis de detección de ansiedad y depresión y evaluación de fatiga y otros síntomas físicos, incluyendo los relacionados con el estrés laboral”, informan Pat McGovern (de la Universidad de Minnesota, EE.UU.) y colaboradores.(¿A que se habrán dedicado mientras sus esposas se levantaban a la noche por el bebé?)

Publicado: 03 Diciembre 2007

(c) 2007 Current Medicine Group Ltd, a part of Springer Science+Business Media

(Fascinante)

martes, noviembre 27, 2007

Cuando sea grande quiero ser azafata


Como corolario de mi viaje a Madryn, del cual ya sólo me quedan los buenos recuerdos, me quedé reflexionando sobre las azafatas.
Siendo un poco más abarcativa, diría que cuando en la antigüedad los hombres (y las mujeres,para que este post sea políticamente correcto), soñaban con volar no creo que imaginaran algo parecido a la aviación comercial.
Vuelos demorados, vuelos cancelados, equipajes extraviados, pasajes sobrevendidos...
Pero supongamos que logramos embarcar (¿o enavionar?), encontrar nuestro asiento, acomodar precariamente nuestro bolso en tre nuestras piernas y nos encontramos con las azafatas.

En parte, les admiro el arte de mantener una expresión de soberbia y aburrimiento sin llegar a parecer abiertamente groseras. Ese tono de voz bajo y monótono, ese caminar de reinas hastiadas, esa actitud corporal que tan bien transmite "ni se te ocurra molestarme". Pero claro, el dominio de ese arte les permite transmitir el desagrado que les inspira tratar a los pasajeros sin hacer nada tan directo que pudiera ser motivo de queja. Si una camarera de un restaurant nos atendiera así, no le dejaríamos ni un peso de propina.

Tampoco sé muy bien que les pasa. ¿Será que cuando eran chicas querían ser azafatas porque les parecía glamoroso y después se dieron cuenta de que repartir bandejas con comida plástica y repetir 158731 veces las instrucciones de cómo usar una mascarilla no era lo que ellas pensaban?

Vaya uno a saber. En su inaccesibilidad está su misterio.

jueves, noviembre 22, 2007

¡Che papusa, oí! (learn Spanish)



Como el ingenio humano es infinito, me llegó información sobre un método para aprender español a través del tango.
Si el método es bueno o malo no tengo idea, pero me parece una manera un poco retorcida de aprender el idioma. Me gustaría advertirle a los interesados que el lenguaje del tango es el que se hablaba en los años 40, y que si llegan a Buenos Aires y dicen cosas como:

Sos barrio del gotán y la pebeta, el corazón del arrabal porteño, cuna del malandrín y del poeta,
Yo me hice allí de corazón malevo porque enterré mi juventud inquieta junto al umbral en el que la pebeta ya no me espera pa' chamuyar.

regio faroleo brillanteril
volvés otario al vivo y al reo gil.

Ahura, tanto me asusta una mina, que si en la calle me afila me pongo al lao del botón.

Cualquier persona menor de 40-50 años a la que se dirijan, va a entender menos que si le hablaran en su lengua natal. O van a pensar que un malevo de los 4o fue trasladado misteriosamente al siglo XXI. Me parece que los métodos tradicionales deben ser más efectivos.

sábado, noviembre 17, 2007

Ya estoy de vuelta


Ya estoy de vuelta. De vuelta de Puerto Madryn, pero también de vuelta de una monografía que estuve escribiendo últimamente, y me llevó mucho más tiempo que el viaje.
Sucedió que en marzo encontré un curso anual sobre tema profesional interesante. Me entusiasmé.
-Es nada más que un viernes completo una vez por mes. Justo el día que no trabajo. No hay problema-me engaño. Olvido que si bien el viernes no trabajo, justamente está lleno de actividades que hago ese día porque...no trabajo.
Leo palabras como "examen final" y "monografía". Mi cerebro se pone en blanco. No importa, falta mucho tiempo. Ya veré. Pero el tiempo pasa y además ponernos viejos como dice Pablo Milanés, llega el momento de ocuparse de la monografía.

Ya en el curso, cuando repartieron los temas de las monografías, se explicó que cada tema se podía hacer en forma individual o con otro compañero. Por supuesto, que mi intención era hacerla sola. Años de "trabajos en equipo" durante mi educación formal, me demostraron que a la larga es más fácil. El aporte del equipo suele ser que uno trabaja y los demás miran, y lo peor ¡molestan!. Como decía, cuando se dieron los temas, una colega que acaba de conocer, me preguntó si quería que la hiciéramos juntas. Tenía mis reservas. Lo poco que sabía de ella era que tenía hijas con edades similares a las mías. A simple vista, parecía una persona normal. Me dió vergüenza decirle que no. Le respondí que por-supuesto-encantada. Fue un error.

Cuando le pedí el email, me dió el de su marido. Dió a entender que el lo abría con más regularidad y que era mejor que le escribiera ahí.
Con el tiempo descubrí que:
  • El marido tampoco abría el correo. Si lo hacía, no le avisaba que tenía un email. Si le hacía, ella no los leía. Vía muerta.
  • Ante mi insistencia de que leyera lo que le mandaba (efectivamente, yo estaba escribiendo la monografía sola), me encontré con que ella "no sabe usar la computadora". La culpa es mía por no querer atravesar toda la ciudad para reunirnos todos los fines de semana durante meses, escribir a mano el trabajo y mandarlo a pasar. Esto me suena. Yo lo hice...en 1991.
  • Candorosamente escribí la monografía en un documento de Google para que estuviera online y ella pudiera ir viéndolo en tiempo real, modificando o poniendo comentarios en lo que le parecía. Nunca pasé de las palabras "mirá que te mandé una invitación para que puedas ver la monografía desde tu casa".
  • Mi compañera tampoco sabía escribir con el teclado de la computadora. Le llevaba mucho tiempo. No como a mí que la PC me lee las ondas cerebrales y lo digitaliza al instante. ¡La p... que te p...! ¡A todos nos lleva mucho tiempo escribir un texto!
  • Como insistía en colaborar ¿? le dije que hiciera un tema corto. Le mandé la bibliografía (porque yo sé hacer algo re-mágico que es buscarla en las bases de datos en Internet y hasta mandar mails a gente que está en ese tema para pedirles sugerencias de bibliografía. Basta de aplaudirme. Soy modesta por naturaleza) , y recibí algo asombroso. Nunca creí que un médico podía escribir algo tan pobre y con tantos errores de ortografía y tipeo.
  • Resultó que la mierda que me mandó la había hecho el marido (también ginecólogo). La conminé a que me lo devolviera corregido y con algunas detalles agregados. Por ej, las referencias bibliográficas.
  • Cuando le comenté que le faltaban muchas tildes Según ella, lo había leído y no estaba mal. En tono contenido le expliqué que los acentos no son cuestión de opinión. Casi le recito "van con tilde las palabras agudas que terminan...", pero me contuve.
  • Finalmente, conseguí que me enviara una versión bastante mejorada con respecto al original. Y...¡POR EMAIL! Díganme si no terminé haciendo una obra de bien. Le enseñé a usar el email a una médica de 45 años.
Ya mandé la monografía a la tutora y me contestó que está muy bien. Además cumplí una buena misión en el Universo. No se puede pedir más.

miércoles, noviembre 07, 2007

En la Patagonia

Seguramente toda la comunidad blogger me está extrañando muchísimo y preguntándose porque no actualizo mi blog. (Es una muestra de cortesía decir claro, claro...). Sucede que los privé por unos días del placer de leerme porque están naciendo los primeros pingüinos en Punta Tombo y las ballenas y los elefantes marinos tienen que ocuparse de sus crías. Y, claro me necesitaban para supervisar que todo estuviera saliendo bien :-))))



Elefante (elefanta, supongo) y elefantitos marinos



Estancia La Elvira


Punta Tombo



En Ecocentro, un estanque donde conviven anémonas, lechugas de mar, cangrejos, estrellas de mar, recrea una posa de marea.



Mamá ballena (4 toneladas) y bebito (1500 kg) juegan en la proa de nuestra lancha.

miércoles, octubre 31, 2007

Alicia en la Red


Rossana me pasó este meme. Si les gusta es mérito de mi prosa, siempre tan interesante. Si no, es culpa de Rossana que me propuso el tema :-)

¿En qué año empezaste a usar Internet?
En el 97 con un módem de 14400. Me sentaba a esperar a que se cargue cada página con algo para leer mientras tanto.

¿Qué tipo de conexión tenías y cuánto te costaba?
Obviamente tenía conexión dial-up. Al principio usaba los CD que regalaban algunas horas de conexión y venían de publicidad en las revistas. Después, el laboratorio Roemmers regaló a los médicos una conexión full (gracias, gracias). Cuando salió el descuento por 0610 me teerminó conveniendo una conexión paga (Datamarkets) y pagar menos pulsos. En esa época, había tan pocos usuarios que mi email era el primer nombre de mi hija + el servidor. Solo el nombre, sin números, ni guiones, ni símbolos, ni nada.
Más adelante usé servidores gratuitos (Keko o Alternativa Gratis). No recuerdo por qué gastaba menos así. Finalmente hace 2-3 años Telecentro empezó a ofrecer un paquete de cable + banda ancha muy económico y sigo con ellos.

¿Cuántas horas navegabas y qué hacías?
Creo que navegaba 1-2 horas por día. En el 98 me di cuenta de que tenía problemas para quedar embarazada y casi toda mi actividad en la red giraba en torno a eso. Participaba en foros de infertilidad, buscaba información sobre el tema, intercambiaba mails interminables y chateaba con otras infértiles que había conocido en el foro. Una de ellas hasta me invitó a su casa y fui a verla ¡al DF, en México!. Con otra amiga creamos Infertilidad en la Argentina, que tenía su foro y su página web. Bueno, si no se durmieron creo que ya se dan una idea :-)

¿Qué buscador utilizabas y cuándo conociste Google?
Usaba el buscador de Yahoo. No me acuerdo cuándo conocí Google, pero ahora es San Google para mí. Uso el paquete completo, el correo, los documentos online, el Picassa, Blogger, el Reader...El día que lo cierren ¡pum!

¿Recuerdas las páginas que visitabas?
Infertilidad en la Red, Infertilidad en la Red, Infertilidad en la Red y otras en inglés de las que no me acuerdo casi nada (Waiting Another Child y ????) Estaba algo monotemática.

domingo, octubre 28, 2007

Te invito a mi fiestita


Hace un tiempo, terminé infiltrada en el cumpleaños de una nena desconocida para mí. La verdadera invitada era una amiga mía que se había comprometido a llevar a su hijo a la fiesta.Yo estaba de visita en su casa, y mi hija y yo fuimos incluídas en el grupo.

Mi amiga es argentina, pero vivió su maternidad en EEUU y no hacía demasiado que estaba viviendo en Buenos Aires. En medio de la reunión me comentó, encantada, lo divertido que le parece la forma de festejar los cumpleaños infantiles que se estila acá.
- ¿En serio?- le pregunté extrañada- es porque es el primero que ves. Son todos iguales- sentencié.
Con el tiempo me dió la razón, pero sabía que lo que le dije era una obviedad.

Mi hija cumple años en marzo y ya es momento de pensar en el festejo.Tengo que decidirme ahora. Siempre lo dejo para un par de meses antes, y me encuentro con los "retos" de los encargados de los salones o los malabarismos de los animadores para concretar hora y fecha. Parece un tema fácil, pero no lo es. Sobre todo cuando una lo piensa demasiado.

En primer lugar debe ser un cumpleaños parecido a lo que hacen sus compañeros, pero original. Ya sé que parece un oxímoron, pero me refiero a que no puede ser algo muy exótico que traiga excesivas molestias a los padres, tanto de los invitados como los del cumpleañero que también son seres humanos. Al mismo tiempo, fuimos a festejar los dos últimos cumpleaños de los compañeros del grado el Museo de los Niños.
Estoy segura que los padres pensaron "voy a gastar, pero vamos a hacerlo en un lugar especial. Seguro que va a estar buenísimo". Pero termina dejando la sensación de que una fiesta se confunde con las otras.

Otro temita molesto es que la animación es totalmente dirigida. Pobre del que no quiera prestar atención a la propuesta. Será inmediatamente retado y sutil (o groseramente) amenazado por los animadores. Desde lo ideológico, me gustaría un poco más de libertad para jugar y explorar lo que quieran. Pero comprendo que animar una fiesta con 30 niñitos no da para esos desvíos. Las madres excelentes proponen reunir a los invitados y organizar juegos caseros, como se hacía antes. Pero, bueno, yo apenas soy una "madre suficientemente buena" y semejante programa me parece muy cercano a una pesadilla.

De hecho, los cumpleaños infantiles de antes constistían en invitar a tres o cuatro amiguitas a tomar chocolate, Mi madre optaba por invitar a todo el grado, emprendiendo una aventura a mayor escala. Pero, si bien no existían los salones, sí contrató en algunas ocasiones animadoras que la ayudaran a lidiar con la horda infantil. Aún en los lejanos años 70. Las animadoras traían algo buenísimo ¡películas en súper 8!

Volviendo a la actualidad: Cumpleaños espontáneos, no. Cumpleaños muy dirigidos, no. Cumpleaños complicados por accesibilidad, horarios o lo que sea, no. Cumpleaños en lugares donde ya fueron hechos otros cumpleaños, no. Cumpleaños cuyos costos equivalgan al sueldo de ambos padres, no.

Realmente no es sencillo. Ya hice cumpleaños en el zoológico, en el Museo de los niños (sí, yo también), en McDonalds, en un montón de salones, circo con La Pitetuá, maquilladoras, magos, Maga Mechi y sus serpientes, animadores varios y francamente se me está acabando la creatividad.

Otro problema son los animadores que quizás trabajan muy bien en lo suyo, pero no saben disimular su mala onda con los chicos, especialmente con los que "molestan". Me pasó con la Maga Mechi, por ejemplo.
Para el año que viene estoy casi decidida a contratar a Ciencia Divertida. (Seguro que los dos cumpleaños anteriores al de mi hija hacen lo mismo, pero por ahora no se le ocurrió a nadie). El problema es que la descripción parece fabulosa, pero solo leí una recomendación en un foro (quizás sea la novia del dueño :-)) y el resto es todo propaganda y notas de prensa.

¿Alguien los vio animando un cumple? Hay momentos en que detesto vivir sumida un la sociedad de consumo...

lunes, octubre 22, 2007

Patito feo


Hablábamos con mi hija mayor de la supuesta fealdad de las protagonistas de las historias del estilo de "Patito feo" o "Betty, la fea".

- Eligen a una modelo, le ponen unos anteojos culo de botella, unos brackets y le hacen un peinado horrible y ya tienen a la fea- me decía. Lo cual demuestra lo fácil que es afear a alguien.
-Sin embargo- continuó - la operación inversa no es posible.

Es verdad. Una puede pasar horas tratando de embellecerse y los resultados... Bueno, podemos pasar de normalitas a un poco mejor o de feas a menos feas, pero nadie pasa de feúcha a belleza por más tiempo y recursos que invierta.

¡Y después dicen que la vida es bella!

viernes, octubre 19, 2007

Y la Biblia tenía razón...


Estoy convencida de que el 99,99% de las cadenas que nos envían por mail son pura basura, y de que además de un detector de spam el correo debería agregar un selector de tonterías para evitarnos la molestia de suprimirlas. Pero, de vez en cuando aparece alguna joyita como ésta. Como yo no quiero hacer a los demás lo que me hacen a mí, no la mando a todos mis contactos. Nada de eso . La pongo en mi blog. (Es increíble las excusas que buscamos para sentirnos virtuosos sin hacer nada en especial...)

Laura Schlessinger es una conocida locutora de radio de los Estados
Unidos que tiene un programa en el que da consejos en directo a los oyentes
que llaman por teléfono.
Recientemente saltó la polémica (y más cuando se mezclan temas de religión
y homosexualidad, donde cada persona interpreta lo que dice Dios y la Biblia
de una manera distinta), cuando la presentadora atacó a los homosexuales.
Esta locutora ha dicho recientemente que la homosexualidad es una
abominación, ya que así lo indica la Biblia en el Levítico, versículos 18:22
y por tanto no puede ser consentida bajo ninguna circunstancia.
Lo que a continuación transcribimos es una carta abierta dirigida a la Dra.
Laura escrita por un residente en los Estados Unidos, que ha sido hecha
pública en Internet (no tiene desperdicio):

Querida Dra. Laura:
Gracias por dedicar tantos esfuerzos a educar a la gente en la Ley de Dios.


Yo mismo he aprendido muchísimo de su programa de radio e intento compartir
mis conocimientos con todas las personas con las que me es posible. Por ejemplo, cuando alguien intenta defender el estilo de vida homosexual me limito tan sólo a recordarle que el Levítico, en sus versículos 18:22, establece claramente que la homosexualidad es una abominación. Punto final.

De todas formas, necesito algún consejo adicional de su parte respecto a algunas otras leyes bíblicas en concreto y cómo cumplirlas:
Me gustaría vender a mi hermana como esclava, tal y como indica el Éxodo, 21:7. En los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?

El Levítico, 25:44, establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como hembras, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los mejicanos, pero no a los canadienses. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer canadienses?

Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté
en su período de impureza menstrual (Lev 5:19-24). El problema que se me plantea es el siguiente: ¿cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero bastantes mujeres se sienten ofendidas.

Tengo un vecino que insiste en trabajar en el sábado. El Éxodo 35:2,
claramente establece que ha de recibir la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo? ¿Me podría apañar usted este tema de alguna manera?

En el Levítico 21:20, se establece que uno no puede acercarse al altar de
Dios si tiene un defecto en la vista. He de confesar que necesito gafas para leer. ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100%? ¿Se puede relajar un poco esta condición?

La mayoría de mis amigos (varones) llevan el pelo arreglado y bien cortado, incluso en la zona de las sienes a pesar de que esto está expresamente prohibido por el levítico, 19:27. ¿Cómo han de morir?

Sé gracias al Levítico, 11:6-8, que tocar la piel de un cerdo muerto me
convierte en impuro. Aún así, ¿puedo continuar jugando al fútbol si me pongo guantes?

Mi tío tiene una granja. Incumple lo que se dice en el Levítico 19:19, ya
que planta dos cultivos distintos en el mismo campo, y también lo incumple su mujer, ya que lleva prendas hechas de dos tipos de tejido diferentes (algodón y poliéster). Él, además, se pasa el día maldiciendo y blasfemando. ¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlos? (Lev 24:10-16). ¿No podríamos sencillamente quemarlos vivos en una reunión familiar privada, como se hace con la gente que duerme con sus parientes políticos? (Lev 20:14).

Sé que usted ha estudiado estos asuntos con gran profundidad, así
que confío plenamente en su ayuda. Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable.

sábado, octubre 13, 2007

En el cuarto oscuro (bis)

En El Bachural , Bichicome nos muestra un video imperdible sobre la propaganda política argentina. Vendría a ser la parte multimedia de mi post anterior. No se lo pierdan.

viernes, octubre 12, 2007

En el cuarto oscuro

Me había prometido no hablar de política en el blog...ni de religión... bueno, de sexo sí. El punto es que son temas en los cuales cada uno tiene su opinión, y suelen levantar polémica. Con los años, mi interés en los dos primeros pasó a ser prácticamente nulo, por lo que detestaría tener que discutir sobre algo que no me interesa.

Pero este post es especial (como todos los de mi blog, por supuesto). Molesta por la obligación de ir a votar muy pronto para elegir al nuevo(a) presidente argentino(a), me quedé pensando en la evolución histórica de mi relación con el cuarto oscuro.

Años 80
  • Creía que con la democracia se cura, se educa y se come.
  • Me sentía feliz, feliz, feliz de votar. ¡Ja, los militares dijeron que las urnas estaban bien guardadas y miren ahora!
  • Pensaba que si había libertada de prensa, todo lo malo que sucedía se iba a conocer y no iba a ser tolerado por la opinión pública.
  • Leía cuidadosamente las platafomas electorales, las compararaba y analizaba para tomar la mejor decisión.
Años 90
  • Me había dado cuenta de que las promesas electorales se llaman así por algo. Están las que no se piensan cumplir por "pactos preexistentes" con los verdaderos dueños del poder. Y están las que no se pueden cumplir porque las causas son demasiado complejas. "Basta de inseguridad" no se soluciona poniendo más policía en la calle y "mejor educación" no se consigue haciendo la secundaria obligatoria por ley.
  • O sea, promesas = promesas. Nada más. ¿Te la creíste? Problema tuyo...
  • Percatada de que leer las plataformas electorales y escuchar a los candidatos era un ejercicio bastante inútil, recurrí a mi marido.
  • Como tenemos bastantes coincidencias ideológicas, y a él le interesa más la política que a mi, le pedía que me hiciera un resumen (muy breve, tampoco quería perder más tiempo del estrictamente necesario) de a quién pensaba que había que votar.
  • Para esa altura, en general el voto no era para que alguien ganara, sino como parte de una estrategia que iba desde votar al "menos malo" hasta conseguir una supuesta influencia en el juego político.
  • A veces votaba lo mismo que él y otras no. Pero lo usaba como una especie de "Elecciones para dummies" para ver qué onda.
Años 00
  • Mi interés en la política desapareció. Mis intereses son otros.
  • La satisfacción de servir a la Patria debe ser increíble, o quizás lo sea el incremento de los patrimonios después de tan noble función, por la inversión económica, de tiempo y esfuerzos de los candidatos para ser elegidos.
  • Me cansé de que me usen como uno de los millones de extras que les posibilita el acceso al poder.
  • En las últimas elecciones debo haber dedicado cinco minutos a decidir mi voto.
  • Trato de no tener contacto con ningún candidato. Me estresa demasiado y estoy convencida de que me provoca arrugas y gastritis.
  • Ni los de la oposición que critican al gobierno como si ellos no hubieran estado en el anterior y hubieran hecho lo mismo. Ni a los opositores que saben que no tienen ninguna posibilidad y aprovechan para delirar con imposibles y críticas catastrofistas. Ni a los oficialistas, según los cuales vivimos en el paraíso (un paraíso sin inflación , entre otras maravillas) y todas las críticas son ataques envidiosos.
  • Ya sé que mi voto no vale nada, pero no quiero avalar más a nadie.
  • No quiero escuchar a alguien y sentirme avergonzada y estafada por haberlo votado.
NADIE CUMPLE, VOTE A NADIE

Decía una pintada en mi facultad en los politizados 80. Eso es visión de futuro...

martes, octubre 02, 2007

La fuente de Juvencia


Había terminado Ficciones de Borges y estaba a punto de releer De optimo genere oratorum de Cicerón (este último era sobre todo por el placer de leer en latín), cuando de manera harto incomprensible, se coló entre mis lecturas ¡Las mías son espectaculares! de las autoras de Los diarios del botox.

En la página 272, encontré unos párrafos que sentí que podrían haber sido escritos por mí. Es decir, escritos por mí en caso de que yo fuera una escritora profesional. Como evidentemente no es lo que sucede, los transcribo textualmente.

Al comenzar el diálogo, la protagonista está en un gimnasio. El profesor le dice:

-(...). Comienza con esa bicicleta estática de allí y recuerda que el máximo de pulsaciones al que puedes llegar es de...-Hace una pausa y añade-: Ciento cuarenta y tres. -
¿Cómo lo sabe?- pregunto.

- Gracias a una fórmula de lo más simple. Doscientos veinte menos tu edad, y luego calculas el ochenta por ciento.. Tú debes de tener unos cuarenta y un años.

- ¿En serio? - digo, sorprendida-. Yo pensaba que parecía más joven.

- Todo el mundo piensa lo mismo- comenta con desdén, acompañándome a la máquina.
Entonces me doy cuenta de que tiene razón. ¿Quién no tiene una imagen preconcebida de alguien que tiene cuarenta años? No obstante, se trata de la imagen en blanco y negro de una época en que las mujeres iban vestidas con delantales, tenían el rostro cubierto de arrugas y lucían unos peinados horrorosos. Cuando me miro en el espejo, me siento orgullosa de haber escapado de eso. Y en cierto modo te go una sensación de superioridad, hasta que me percato de que toda mi generación ha escapado de eso. Sería mucho más satisfactorio si todas las mujeres de mi edad tuvieran ese aspecto materal y Michelle Pfeiffer y yo fueramos las únicas que todavía se mantuviesen atractivas y juveniles.

O Araceli González y yo. Pero no. Es verdad que las mujeres que no usan esos inventos Patrimonios de la Humanidad tales como la tintura para el pelo, las cremas humectantes, alguna pasadita por el gimnasio, algo como no comer como cerdas, parecen viejas a los 50 y venerables ancianas a los 70, pero la mayoría no coincide con la imagen mental que tenemos de "una señora" de cuarenta y tantos. Sin ir más lejos, jamás se me ocurriría pensar en mi misma como una señora mayor que peina canas. Pero eso es porque lo que peino es la tintura, pero abajo...mejor no pensar que hay. No va con mi idea de que soy muy joven :-)

También nos pasa cuando vemos fotos antiguas. A primera vista nos parece que los novios son unos viejos. Pero si miramos mejor, nos damos cuenta de que eran tan jóvenes... Seguro que mucho más que nosotros :-)

jueves, septiembre 27, 2007

Trabajos forzados para el hogar


Allá por los 70, cuando fui alumna de primaria, la tarea era cosa de chicos. Me refiero a que se esperaba que hiciéramos los deberes solos. A lo sumo, preguntábamos lo que no entendíamos. Pero ningún padre (madre, si somos más apegados al realismo que a la corrección política), sentía la obligación de ordenar, incitar, explicar, revisar, corregir y observar cada mínimo trazo con el culo pegado al asiento sin poder hacer nada más hasta terminar la bendita tarea.


En algún momento impreciso entre 1976 (fin de mi primaria) y 1998 (comienzo de la de mi hija mayor) las cosas habían cambiado. Y no me refiero solo a los cambios agradables, como el advenimiento de la democracia y la aparición de internet. No, me refiero a que mientras yo estaba distraída estudiando en la facultad, casándome y cuidando a mi bebé, ALGUIEN (a quien mataría si pudiera), determinó que la tarea escolar era obligación de los padres.

Al principio no me había percatado de lo que se esperaba de mí. Así que tardé un poco en darme cuenta de que tenía que volver a cursar la primaria, con el agravante de arrastrar a una niñita con poco interés en el tema. . Terminé por enterarme cuando la maestra me empezó a citar para contarme lo que NO hacía mi hija. Ahí empecé con la lectoescritura, la letra cursiva, los números, las 4 operaciones, las tablas...(ustede mismos completen todos los ítems hasta 7º grado). En los grados superiores conseguí algo más de libertad y por fin, en 2004 tuve mi certificado de estudios primarios.

Lástima que el año pasado tuve que empezar otra vez 1º grado con mi hija menor. Adorable criatura que aplica la Ley del Mínimo Esfuerzo con aún más virtuosismo que su hermana (lo que siempre creí imposible).

Por un lado, debo confesar que 2º grado tiene temas fascinantes. Se aprenden cosas que son fundamentales. La hora, el calendario, sumar, restar, multiplicar y dividir. No da lugar a preguntas como "Y esto para qué me va a servir". Todo lo que aprendí en la primaria me sirvió para la vida cotidiana. Digamos que todo hasta la regla de tres simple. Quizás también la compuesta :-)
No es como tratar de contestar a mi hija mayor para qué la hacen estudiar latín. Para mí la respuesta es "para que te den el título secundario", pero por alguna razón a ella no le parece suficiente...

Volviendo a las criaturitas que están conociendo los misterios de la resta con dificultad y la concordancia entre sustantivos y adjetivos, tampoco es que están felices de obtener tan útiles conocimientos. Por lo menos a la mía la tiene muy sin cuidado. Los diálogos suelen ser de este tenor:

- ¿Cuánto es 14 menos 7? - (antes muerta que tener que pensar un poco).

- Mirá tesoro, hace mucho mucho tiempo cuando yo era joven en el otro milenio, ya aprendí cuánto es 14-7. La que lo tiene que aprender ahora sos vos. Yo ya lo sé.

- Ah, entonces ¿me decís cuánto es 14-7?

- Pero, ¿cómo es que me preguntás eso? ¡Es muy fácil! Además la hiciste en la resta anterior.

- No sé, no entiendo.

- ¿QUÉ ES LO QUE TENÉS QUE ENTENDER DE SACARLE 7 A 14?

No sigo para que no me acusen de violencia familiar, pero esto es sólo el comienzo y recién vamos por el principio de la tarea...

Ya habiendo establecido mi posición en este tema, aprovecho para lanzar un maldición eterna a las maestras que mandan recortar de las revistas palabras con HUE, HUM y HIE y otras variantes maquiavélicas. Si a mí, que llevo muuuchos años leyendo me resulta difícil (confieso que una vez sin poder encontrar la última que me pedían, sucumbí a la desesperación y la escribí con el Word y la imprimí), para un chico de 7 años es misión imposible. Bueno, no puedo hablar por todos los niñitos pero para la mía lo es.

¿Cómo es que a nadie se le ocurrió vender palabras pre-recortadas en las librerías escolares? A ver si algún emprendedor toma la idea. Las madres, agradecidas. Por lo menos, las madres como yo :-)

sábado, septiembre 22, 2007

Dorayaki con dulce de leche


- Porque hoy es mi aniversario de matrimonio.
- ¿Y qué van a hacer? - me pregunta Ana. ¿O será Anna o Anne? Ella es sueca, pero nunca le pregunté cómo se escribía su nombre. Por favor, si algún lector gentil y con conocimientos de sueco me devela esta incógnita, quedaría muy agradecida.
(Volviendo al tema) - Vamos a ir a comer. Mi marido me invitó a un restaurant, pero no sé cuál es. Me parece que queda por la calle Honduras.
- Sí, hay muchos restaurantes nuevos en Palermo. El otro día fui a uno de cocina nórdica.
- ¿Y qué tal?-pregunté interesada en saber que opinión le merecía a quien conocía el producto original. - Porque viste cómo son los restaurantes étnicos. En general están bastante adaptados al gusto local.
- Bueno, comí salmón con ñoquis. Pero estaba muy rico.

Me hizo acordar al postre favorito de mi hija menor, los Dorayaki rellenos con dulce de leche una versión que supongo muy libre con respecto a su homónimo oriental. Como decía una amiga que estuvo varios meses en Japón: "la comida japonesa es más rica en la Argentina".

También convengamos en que la gastronomía es un negocio y si sirvieran los platos originales sin cambios, resultarían extraños y desagradables al paladar del cliente local, y se fundirían en poco tiempo.

Cuando estuve en México mis anfitriones, unos amigos mexicanos, no cesaban de elogiar la excelente comida de un restaurant de comida argentina en el DF.
- Lo mejor son las empanadas de carne con chile - me decían.
- Por favor, no me lleven NUNCA- atiné a contestar.

miércoles, septiembre 19, 2007

¡Así te quería agarrar!


Había sacado turno para una revisión odontológica en el centro médico donde trabajo. Era la primera vez que me atendía ahí y no sabía quién me iba a atender. La asistente me había hecho pasar, me hizo sentarme en el sillón y me había puesto el coqueto babero descartable apropiado para esas circunstancias.

Me encontraba mirando por la ventana que tenía enfrente, cuando siento que alguien se me acerca por detrás y me dice:
- ¡Así te quería agarrar!
Era la odontóloga. Y además paciente mía. No recordaba qué relación habíamos tenido, pero debe haber sido buena porque se mostró encantadora y de lo más considerada.

Yo no sé porqué la gente odia a los odontólogos y a los ginecólogos por igual . Les aseguro que somos gente buenísima :-)

sábado, septiembre 15, 2007

Inmersión lingüística


Aunque no vi la serie en su momento, últimamente me aficioné a Sex And The City. Bajé todos los capítulos de las 6 temporadas y comencé a verlos. El problema fue que no podía reproducir los subtítulos de algunos capítulos. Al final me resigné a verlos sin subtitulado, y entender lo que pudiera. Con los primeros era más lo que adivinaba que lo que entendía, pero con el tiempo ¡oh, maravilla! terminé entendiendo lo suficiente como para seguir la trama sin dificultades.

Me hizo acordar a esas técnicas de enseñanza de idiomas en las cuales se busca desenvolverse en una situación determinada. Viajes, necesidad de leer textos técnicos, lo que sea. Con Sex And The City aprendí a dominar el inglés que necesitaría para ir de levante en Nueva York.

Lo malo es que no creo que me sirva de mucho...

martes, septiembre 11, 2007

Delivery ecológico


Mi marido y yo estábamos en un restaurant compartiendo una ensalada y un medallón de lomo. Todo acompañado con Coca light, por supuesto. Ambos somos fervientes conversos de la onda sana-light. Lamentablemente no todos los hermanos vieron la luz. Veíamos pasar bandejas inmensas con papas fritas, huevos fritos y panceta o tablas de picadas de 13687422 calorías. Es que todavía existen herejes que se dirigen directamente al infierno donde se ahogarán en un mar de grasa y colesterol.

Dichas visiones nos hicieron evocar cómo se comía "antes", y de lo ridículo que hubiera parecido no comer de todo lo que se servía. De cuando la mejor recomendación de un restaurant era que las porciones fueran "muy abundantes". Y ahí fue cuando me acordé del delivery ecológico de los 70.
Consistía en que mi mamá lo mandaba a mi papá a la fonda de la esquina (ahora reconvertido en un restaurant super fashion) con una olla y un trapo. Allí le llenaban la olla con la comida del día y le anudaban el trapo para que no se saliera la tapa durante la caminata para llevar "el pedido". Así era el delivery en los 70.
¿Vieron cómo cuidábamos el medio ambiente? Nada de descartables. A la fuerza. Pero ecológicos.

lunes, septiembre 10, 2007

Thinking Blogger Awards

Para mi sorpresa me encontré con la halagadora noticia de que mi blog hace pensar a Antonia Romero
Por tal motivo me nominó para el Thinking Blogger Awards. Halago que acepto encantada, aunque no aclaró qué tipo de pensamientos le provoca :-)

Tomo la posta con copiar y pegar las normas de la nominación (¿Cuál es la situación de un ladrón que le roba a otro, que a su vez le robó a un tercero?)

1.- Si alguien te otorga el premio, escribe un post con los 5 blogs que te hacen pensar.
Mi elección es secreta, infalible e inapelable;-). En realidad hay muchos blogs que me hacen pensar, pero lo que me resulta más fascinante del fenómeno de los blogs es la posibilidad de asomarte a los pensamientos de gente con estilos de vida muy diferentes y con las que difícilmente podrías entablar una relación profunda. Para copiar del todo a Antonia, en orden alfabético:


2.- Enlaza el post original, así la gente puede encontrar el origen del mismo.

POST ORIGINAL


3.- Exhibe o muestra el "Thinking Blogger Awards" con un enlace del post que tu mismo escribas. Hay dos modelos de botón para mostrarlo en el blog, plateado o dorado.




Creo que mi blog entró en otra categoría :-)))

jueves, septiembre 06, 2007

Opciones anticonceptivas para ginecólogas



Las ginecólogas no tienen limitaciones de conocimiento ni de accesibilidad para usar cualquier método anticonceptivo. Las pastillas te las dan como muestras gratis, los DIU se compran a precio profesional y te los coloca tu colega de consultorio de al lado.
Con esto, ¿quiero decir que en condiciones ideales el uso de los métodos es óptimo? Nada de eso. Lo que quiero decir es que esa suma de condiciones, genera algunas situaciones particulares que les paso a relatar. Todo lo que cuento es real. Por supuesto que sin nombres, porque de todos modos ¿para qué los quieren saber si no las conocen? Yo misma soy una de las protagonistas, pero sabrán cuál :-)

Doctoras 1 y 2: toman anticonceptivos orales enganchando una caja tras otra para no menstruar. La única diferencia es que la nº1 suspende y hace la pausa de 7 días cuando se olvida de tomar alguna. La nº2 toma hasta que empieza con sangrados (el objetivo era no menstruar así que ya no tiene sentido), y ahí para por una semana.
Justificación teórica: la pausa mensual para menstruar es totalmente convencional. Se puede seguir sin parar durante meses sin problemas, excepto la aparición de sangrados (limitación de la nº2).

Doctora 3: Un día se colocó un DIU aprobado para su uso por 5 años. Pasaron 7. Ahí sigue.
Justificación teórica: hay muchas evidencias indirectas que demuestran que los DIU duran más tiempo que el uso teórico. Después de los 40 la fertilidad disminuye mucho. Porque sí.

Doctora 4: Usa Evra (parches anticonceptivos) previstos para durar una semana cada uno. Ella se los recambia cada 9 días.
Justificación teórica: los parches tienen un margen de seguridad de dos días adicionales. Con lo que cuesta conseguir muestras de Evra, hay que hacerlos rendir.

Doctora 5: Le dice a sus paciente que los preservativos se deben usar desde el comienzo y que no debe haber penetración sin usarlos. Les advierte que los únicos lubricantes permitidos son los de base acuosa. Los oleosos dañan el látex y aumentan el peligro de roturas.
Ellos lo usan al final-final y acompañados de aceite de bebé.
Justificación teórica: porque sí. Porque hay consejos para pacientes y consejos para una misma. Porque después de los 40 es difícil quedar embarazada.

viernes, agosto 31, 2007

Juguemos a que sí


- Te compré este maravilloso juguete educativo, basado en las últimas investigaciones sobre el desarrollo infantil. No sólo hará que tu bebé reciba los estímulos correctos que desarrollarán su inteligencia, su sociabilidad y su habilidad motriz, sino que lo mantendrá tan fascinado durante horas que vas a poder hasta leer- le dije a amiga mientras le tendía el regalo de nacimiento. Por supuesto que se empezó a reír, y yo con ella.

Con el tercero ya sabés que es una broma. Pero cuánto gastamos como primerizas en juguetes pedagógicos, estimulantes, carísimos, importados porque creemos en toda la publicidad y todos los "expertos" que nos aseguran que sin ellos nuestros hijos serán unos idiotas. O por lo menos no tan brillantes como soñamos...También albergamos la esperanza de que se entretengan como los bebés de la propaganda y nos permitan hacer algo. Como bañarnos o por lo menos hacer pis.

Cuántas veces gastamos fortunas en juguetes que nos encantan y nuestros hijos les destinan una mirada de 4 segundos antes de pasar al caos primitivo del/los canastos/s de juguetes, un territorio donde conviven cubos didácticos de Fisher Price, con rueditas de un autito perdido, con nuestras llaves, con un estuche de anteojos y con 86498 objetos más que hacen una maraña inidentificable.

El segundo juega con botellas vacías, cajitas de cartón y tubos de mini Rocklets (en los cuales ya no queda nada). De todos modos no parece representar una desventaja en la vida.

lunes, agosto 27, 2007

¿Se puede?


Cuando vemos ficción aceptamos convenciones sin cuestionarlas. Pero, por lo menos una de ellas nunca deja de extrañarme. Es la posibilidad de cualquier persona de entrar en la casa de otro sin llave, sin avisar, sin golpear, sin nada. En general se trata de algún conocido del dueño de casa (si no caemos en el género de terror) , que simplemente empuja la puerta y entra sorprendiendo al dueño: en la cama engañándolo/a con otro/a, colgando de una soga con una notita, en medio de alguna actividad vergonzante y secreta.

Si van a caer de sorpresa, avisen. Hagan mucho ruido o por lo menos pregunten: ¿Se puede?

jueves, agosto 23, 2007

Comida casera


No sé porque algunos restaurantes hacen propaganda prometiendo comida casera y un ambiente familiar. Y digo que no sé porqué, ya que no veo en eso nada que me impulse a visitarlos.

¿Para qué voy a ir a pagar para que me sirvan patitas de pollo prefritas con puré Chef o una hamburguesa con un ensalada? Además, ¿se supone que el mozo me va a gritar porque no llevo los platos a la pileta de lavado, como yo hago con mis hijas? ¿Tendré que discutir con el cocinero si cada uno pide algo diferente? ¿Me dirán que ya hicieron eso para cenar esa noche, y que no hay otra cosa y si me creo que estoy en un restaurant?

Mejor voy a los que tienen comida profesional y ambiente empresario.

martes, agosto 21, 2007

A mis queridas pacientes

Les tengo que pedir un favor muy especial. Si ustedes quieren que yo:
  • Les tome una muestra para un Papanicolau.
  • Me fije porqué les pica.
  • Vea que es "eso" que les salió "ahí abajo".

¡No me pregunten más si es necesario que se saquen los pantalones! Y si no es mucho pedir, tampoco se sienten en la camilla preguntándome si se dejan la bombacha. Y menos se acuesten teniéndola todavía puesta. Yo sé que en esas circunstancias una está nerviosa y que no piensa con claridad, pero créanme que en la Facultad no nos enseñan los secretos de ver a través de sustancias opacas.

De todos modos, debo reconocer que me sirve de barómetro emocional. Si logro responder "Y...sí, es imprescindible" con una sonrisa y hasta me causa un poco de gracia, tengo un buen día. Si hago lo mismo, pero pensando en porqué tengo la mala suerte de que me toquen todas las idiotas del mundo, no.

jueves, agosto 16, 2007

Lo consulto con mi marido y les contesto

Ese sofá podría ser...es justo lo que queremos. Me parece que quedaría super bien perpendicular al otro.

- ¿Me podés decir cuánto sale?- le pregunto al vendedor.

- 4500$

¿Quéeeeee? ¿4500$? ¿El cuero se lo sacaron a vacas alimentadas exclusivamente con chocolate Milka y los clavos son de titanio?

- Es de cuero ecológico -remata el vendedor.

O sea, encima es de plástico.

- Bueno-digo con mi sonrisa más encantadora-lo consulto con mi marido y en todo caso, vuelvo.

Como si fuera a consultarlo cada vez que compro algo. Como si fuera a comentarle algo más que "no sabés cúanto me pidieron por un sofá". Pero como excusa es perfecta y me siento tan ingeniosa por usarla que el otro día se lo comenté a una amiga.

-Claro, yo también la uso- me respondió. Y eso que no tiene marido.

lunes, agosto 13, 2007

Dieta Club.Grupo de mantenimiento. 10.12 hs.




N. está pasando un mal momento en la ultramaratón de mantener el peso que tan trabajosamente conseguimos.
- Es un esfuerzo tan largo -se lamenta.
- Hasta el día de la muerte - puntualizo con un toque de sadismo. Más bien, de sadomasoquismo por la parte que me toca.
Me vuelvo para comentarle por lo bajo a G, mi compañera de caminatas los domingos a las 10 en el Parque Chacabuco.
- Si te avisan que te quedan tres meses de vida, hasta ese momento. Si te agarra de sorpresa, hasta el día de tu muerte.
- Yo quiero que me metan en el ataúd flaca- me contesta G.

Bueno , a mí ese punto en particular no me interesa demasiado. El problema es que, salvo en la ficción a nadie le avisan que le queda X tiempo de vida. En la vida real cuando se hace obvio que el desenlace es inminente, es raro que uno esté en condiciones de pasársela comiendo torta bomba, brownies y Snickers.

¡Cuánta injusticia hay en el mundo!

domingo, agosto 12, 2007

¡Mirá lo que me hizo!



A partir de hoy tenemos un blogcito bebé, ¡Mirá lo que me hizo! dedicado a narrar la maravillosa convivencia con una hija adolescente.
A las madres de hijos ídem que quieran participar, bienvenidas. Sí, Ana te hablo especialmente a vos.
A todos los que quieran opinar, también.

viernes, agosto 10, 2007

Lástima que la vida interfiera…



Webeando por ahí me encontré con este post sobre los derechos de los hijos. De mi parte voy a hacer mi humilde aporte sobre los derechos de los padres:

Le pregunté al Rebe: 'tú que pareces saberlo todo, dime qué puedo pretender en esta vida, qué es lo que se me debe, cuáles son mis derechos esenciales' Imaginé lo que el Rebe me contestaría:
-Antes que nada, deberías tener el derecho a ser engendrado por un padre y una madre que se amen, durante un acto sexual coronado por un mutuo orgasmo, para que tu alma y tu carne obtengan como raíz el placer. (Mamá y papá deberían tener el derecho de repetir aquel acto místico de vez en cuando, sin que nadie les golpee la puerta diciendo "Mi hermana no me deja usar la compu").

Deberías tener el derecho a no ser un accidente ni una carga, sino un individuo esperado y deseado con toda la fuerza del amor, como un fruto que ha de otorgar sentido a la pareja, convirtiéndola en familia. (¿Y si alguno de los dos pasa por algún momentito de duda o de añoranza de cuando eran sólo una pareja te vas derecho al infierno? Pregunto, porque como dicen las abuelas "los chicos son lindos pero dan trabajo") (...).

Deberías tener el derecho a ser tomado en cuenta desde el primer mes de tu gestación. (Una duda. ¿En cuenta en qué sentido? Porque entre las náuseas y el sueño del primer trimestre seguro que son tenidos en cuenta. ¿O será que la naturaleza es tan debilucha que no puede hacer su trabajo sin que la estemos controlando? ¿Si te enterás de que estás embarazada al 2º mes no vale? ¿Y si te tenés que ocupar de otro hijo, el trabajo, tu casa, tu pareja…?) (...).

Deberías tener el derecho a una profunda colaboración: la madre debe querer parir tanto como el niño o la niña quieren nacer. El esfuerzo será mutuo y bien equilibrado (Te juro que las madres siempre quieren parir. Durante el final del embarazo la perspectiva de dormir boca abajo, caminar sin bambolearte y poder atarte los cordones de las zapatillas suena a Paraíso Terrenal. Durante el parto, ¡ni te cuento!)

Desde el momento en que este universo te produce es tu derecho tener un padre protector que esté, durante tu crecimiento, siempre presente. (¿Vulneramos gravemente sus derechos si papi va a trabajar, mira la tele, habla con sus amigos, lee el diario? Me preocupa esta parte)

Así como a una planta sedienta se le da agua, cuando te interesas por alguna actividad tienes derecho a que te ofrezcan el mayor número de posibilidades para que, en el sendero que elegiste, te desarrolles. (Sí, maravilloso, pero ¿por qué a mis hijas se les ocurren las actividades más caras y a trasmano? Patinaje sobre hielo en Buenos Aires, equitación, japonés...)

No has venido a realizar el plan personal de los adultos que te imponen metas que no son las tuyas, la principal felicidad que te otorga la vida es permitirte llegar a ti mismo. (¡Es por eso que jamás lavan un plato! Había un sentido cósmico.)

Deberías tener el derecho a poseer un espacio donde poder aislarte para construir tu mundo imaginario, (cualquier espacio ocupado por un adolescente) a ver lo que quieras sin que tus ojos sean limitados por morales caducas (tu vestuario completo está tirado en el piso, pero según tus ideas la habitación está perfectamente ordenada) a oír aquello que desees aunque sean ideas contrarias a las de tu familia (la escuela es demasiado exigente. Mejor dejarla) (...)

No has venido a realizar a nadie sino a ti mismo, no has venido a ocupar el sitio de ningún muerto, mereces tener un nombre que no sea el de un familiar desaparecido antes de tu nacimiento: cuando llevas el nombre de un difunto es porque te han injertado un destino que no es el tuyo, usurpándote la esencia. (Por supuesto, lo ideal es que te pongan el nombre de protagonista de la telenovela de moda) (...).

Deberías tener el derecho a ser excluido de toda pelea entre tus familiares, a no ser tomado como testigo en las discusiones, (excepto las que los propios hijos desencadenan) (...).

Deberías tener el derecho a ser educado por un padre y una madre que se rigen por ideas comunes, habiendo ellos en la intimidad aplanado sus contradicciones. (La verdad es que mis hijas odian que les digamos lo mismo. Se pierden la posibilidad de sacar ventaja dirigiéndose al progenitor más permeable según las circunstancias como yo hacía) (...).

Deberías tener el derecho a que no se te arranque del sitio donde tienes tus amigos, tu escuela, tus profesores predilectos. (¿Y si nos mudamos a Córdoba? ¿Hay transportes escolares que te lleven 800 km de ida y 800 de vuelta?) (...)

(extracto del libro: La danza de la realidad)

¿Realidad? ¿Qué realidad?

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Postdata y explicación: cuando leí el post sobre las supuestas exigencias mínimas para ejercer la paternidad me tenté a contestar como lo hice. Sin embargo a partir de un episodio que sucedió ese mismo día quiero aclarar que mis contestaciones se refieren a la paternidad más o menos habitual.

Sucedió que mi hija menor empezó en una escuela nueva. Se hizo amiga de una compañerita a la cual quiso invitar a jugar a casa. Pero me dijo que la nena no podía venir por algo que no le quería contar y que era un secreto. Pensando que era alguna tontería de chicos, llamé a la madre para invitarla y aclarar la situación.

- Hola, ¿cómo estás? Te habla la mamá de Pilar, la compañera nueva de tu hija. Quería saber si quiere venir a jugar algún día a casa.

- No, mirá. Nosotros no dejamos que B. vaya a la casa de nadie ni que reciba a nadie durante el año escolar.

- !¿?!

- Preferimos que se quede en casa estudiando. La hacemos repasar y no queremos que pierda el tiempo – (¿en 2º grado?)

- Claro, claro, te entiendo. (lo que entiendo es que está loca, pero decírselo excede el marco de la conversación). Bueno, todo bien entonces. Te mando un beso. Chau.


Bueno, de esos padres no hablo. Hablo de padres más o menos normalitos.

Vivir en un anuncio, de Antonia Romero



A propósito del post Los esenciales, Antonia me comenta que le recuerda a su relato Vivir en un anuncio.
Fui a su blog, lo leí y espero que lo disfruten tanto como yo. En realidad todos sus relatos son excelentes. No se los pierdan.

miércoles, agosto 08, 2007

Sensaciones


Siento un cosquilleo en la panza...¿Tendré mariposas en el estómago? ¿Estaré embarazada de 5 meses sin haberlo notado? ¿Mis órganos internos habrán decidido revelar su vida interior?

(Melodía ringtonera). Nada de eso. Era el celular que estaba vibrando.

lunes, agosto 06, 2007

Los esenciales


Para el pelo:
  • Corte en Llongeras
  • Color y reflejos L'Oreal.
  • Shampú y acondicionador Pantene.
  • Crema de tratamiento Wella.
  • Ampolla Alfapar de semillas de lino.
  • Mousse Wella para dar mayor volumen.
  • Crema Sedal para peinar.
Para la cara:
  • Purage para los párpados.
  • Tanvimil isoflavonas crem para cara y cuello
  • A veces: base, delineador, tres tonos de sombra, rimmel con extra volumen, rubor, labial.
Para las manos:
  • Visita semanal a la manicura.
  • Base de calcio, esmalte y brillo.
  • Bagovit A Classic.

Para las piernas, temporada invernal.
  • Piel reseca (da frío ponerse las cremas en invierno).
  • Pelitos en su largo natural (¿para qué depilarse sólo por tu marido? Los pantalones y las medias opacas arreglan todo).
Porque como decía El Principito " lo esencial es lo visible a los ojos". Y, luego de leer mi listado, remato con otra frase hecha: "Los años no vienen solos". Van trayendo las cremas antiage...

viernes, agosto 03, 2007

Lo dice la ciencia


Según esta nota, dos psicólogos de la Universidad de Texas, los investigadores Cindy M. Meston y David M. Buss publicaron en la edición de este mes de la revista Archives of Sexual Behavior que existen al menos 237 motivos para tener sexo.

La verdad es que les faltó la mitad del trabajo. Basado en el método científico denominado "lo que a mí me parece", yo opino que habrá 237 motivos para tener sexo, pero también contamos con 1673 excusas, trucos y razones para evitarlo.

miércoles, agosto 01, 2007

La venganza de Isidoro Cañones


Desde que lo conocí en los '70, Isidoro Cañones me produjo un intenso rechazo. Que un estafador, egocéntrico hasta la psicopatía, jugador compulsivo y otras lindezas representara en el imaginario popular al porteño piola, me llenaba de consternación. Por supuesto que no lo traigo ahora porque me haya quedado pensando en Isidoro en los últimos 30 años. Sucedió que las mentes marketineras decidieron reflotarlo para las nuevas generaciones.

Fueron dichas nuevas generaciones, encarnadas en mi hija menor, las que me obligaron a ir a ver la película. Y no es que no me haya resistido.
- Mami, quiero ir a ver Isidoro.
- Mmmm (poco convencida, o mejor dicho muy convencida de no querer ir) no sé...dicen los críticos que es mala.
- ¿Qué son los críticos?
- Son señores que van a ver las películas y te dicen qué tal es. (Bueno, algo así. Tampoco me voy a lanzar a una crítica de la ídem cinematográfica con mi hija de 7 años).
- Pero yo la quiero ir a ver igual.

¿Qué hace una madre movida por el inmenso amor hacia su hija, sin mencionar que estamos en vacaciones de invierno y ya vimos El Arca, Sherk 3, la nueva de Harry Potter y Ratatouille? La lleva a ver Isidoro.
Fuimos. Es horrible. Además recordé lo mal que me caía el personaje, que no mejoró con los años. A Pilar le encantaron las canciones recicladas para la película. Movete chiquita movete, De boliche en boliche y otros éxitos de mi infancia. Me dijo:
- ¡Las canciones de tu época eran geniales!



Creo recordar que había otras mejores.

domingo, julio 29, 2007

Los padres no tienen sexo


De cara a los hijos los padres somos ángeles. No porque seamos excepcionalmente bondadosos, sino porque simulamos ser seres asexuados. Cómo llegamos a convertirnos en padres es un misterio. Ante el público podemos llegar a besarnos. En nuestro caso hasta eso es complicado, porque la perra me ataca si me ve besando al macho alfa. No es demasiado preocupante porque es un schnauzer miniatura, pero igual me molesta que se la agarren con mi pierna en esos momentos. Si no estuviera ya gastando una fortuna en psicólogos, mandaría a mi perra para que acepte el hecho de que entre un perrita peluda de 30 cm de alzada y una mujer de extraordinaria belleza como yo, mi marido me va preferir. (Bueno, saquemos lo de extraordinaria belleza. Una mujer).

Por eso me sentí cierta aprensión cuando ví a mi hija de 15 leyendo Diálogo conyugal
Intenté salvar la situación:
- Mi amor, todo lo que escribí ahí es ficción.
Mi hija, que sabe que mi talento para la ficción oscila entre cero y nulo, además de encontrarlo muy plausible, me miró con lástima.
- Mamá, cuando tenía 10 años la idea me daba miedo, a los 13 asco. Ahora me produce una total indiferencia.
- No, no. Con tu padre, sólo lo hicimos una sola vez para tenerte a vos. Después de aquella ocasión nos quedamos tan impresionados con la experiencia, que para concebir a tu hermana recurrimos a una fertilización asistida. Esa fue la razón del tratamiento.
-Ja, ja, ja.

Me parece que como madre, ya perdí la capacidad de hacerle creer lo imposible.

viernes, julio 27, 2007

Consultorio. 9.07 hs.


Paciente en la camilla en posición ginecológica (lindo eufemismo) para que le tome la muestra para un Papanicolau.
Mientras rompo la bolsita del espéculo, escucho en tono quejoso:
- Doctora, digamé ¿por qué los hombres no se tienen que hacer un Papanicolau?
- ¡Porque no tienen útero! -contesto espontáneamente.
O sea, si el propósito del Pap es el de prevenir el cáncer de cuello de útero...completen ustedes, creo que queda claro.
- Pero los hombres tienen próstata y tienen que hacerse el examen después de los 50. (También convengamos en que casi nunca lo hacen). Además se mueren antes -intento consolarla.
- Cierto.

La verdad es que la ignorancia masculina sobre el útero y sus partes, cuello, cuerpo y trompas es tan profunda que en una reunión un invitado me preguntó:
- ¿Vos sos ginecóloga?
- Sí.
- ¿Y trabajás en Patología Cervical?
- Sí.
- ¿Pero de los problemas del cuello no se ocupan los traumatólogos?
- Es que yo me dedico al cuello...del útero.

Le abrí un mundo nuevo.

miércoles, julio 25, 2007

Blogs, bloggers y enlaces relacionados


La lectura de este post en el cual Elemental discontinúa temporalmente su blog porque no reciba la cantidad de comentarios que considera adecuada, me disparó algunas reflexiones.
Si bien ya comenté el post mismo, ¿para qué tengo un blog si no puedo explayarme sobre algún tema? :-). Además con el tema mismo de los comentarios de El diario de un neurótico me pasó algo raro. Luego de haber comenzado a leer el blog le escribí un mail a Elemental elogiándolo. Me contestó pidiéndome que le contara más sobre mí. Lo hice. Silencio. A la semana le volví a escribir señalándole que un mínimo acuse de recibo ("¡Qué bueno lo que me contás! Hasta siempre") era una forma cortés de despedirte de alguien que te había escrito de buena fe. Más silencio. Mientras meditaba qué fue lo que le provocó tanto rechazo, descubrí sorprendida que este blog está en su listado de recomendados. (De paso, me doy cuenta de porqué aumentaron tanto mis visitas en la última semana :-)). No entiendo nada, pero como me educaron el siglo pasado le escribo para agradecerle y decirle justamente eso, que no entiendo nada. La respuesta: silencio. Suenan grillos.

Otra historia de comunicación fallida en la web. Nada especial. Además le estoy muy agradecida por linkearme. Pero, a partir de ese momento comenté muy esporádicamente en su blog. Es difícil seguir dirigiéndote a alguien que te ignora. Así que si me hubiera contestado alguna frase, ¡hubiera tenido muchos más comentarios de mi parte! :-)

Como ya dije este post sirve para reflexionar sobre algunos puntos. En primer lugar, ¿cuál es el sentido de un blog? No es que yo tenga la respuesta, pero creo que tiene el sentido que le da el que lo escribe. Hay toda clase de blogs: catárticos, literarios, con pretensiones literarias, periodísticos, familiares para compartir las fotos de tus hijos, de publicidad. Creo que un blog representa un equilibrio entre lo que le sirve o tiene ganas el autor y el interés y la legibilidad que puede tener para el lector.

¿Los blogs se escriben para uno o para los demás? Obviamente se escriben para uno, pero el otro está presente. Si no, escribiríamos un diario íntimo (o en su versión moderna un archivo del Word) y lo guardaríamos. Elemental postula la idea de que al escribir está brindando un servicio gratuito. A mí se me ocurre que el único servicio gratuito lo brinda Blogger que nos da un espacio para publicar.

Tema comentarios. Si bien hay blogs que tienen deshabilitada la posibilidad de hacer comentarios, a la mayoría de los bloggers nos gusta recibirlos. Con eso quiero decir que es un reconocimiento agradable y punto. No quiero decir que:
  • la calidad de nuestro blog dependa de la cantidad de comentarios. Hay blogs que se crean con un grupo virtual que lo conoce y que arrancan con muchos comentarios por más que el post sea "Qué fiaca tengo hoy". Y viceversa, blogs excelentes tienen relativamente pocos comentarios porque no son tan conocidos (Antonia Romero) o porque la temática no se presta fácilmente (Puto y aparte).
  • Que "está mal" que nos comente menos del 10% de las visitas. La mayoría de la gente lee y no comenta. No está ni mal ni bien. Es así. Cada uno puede ser autor, comentarista, lector habitual anónimo o visita eventual en cualquier momento. La gente no escribe por un montón de razones. Cuando nació mi segunda hija, yo participaba muy activamente en un foro de infertilidad. Una de las lectoras silenciosas, que no se habían animado a participar hasta entonces, siguió todo mi tratamiento, mi embarazo, y después del parto sabía dónde estaba internada (lo publiqué para que me vinieran a visitar). Estuvo tentada de hacerlo, pero le dió vergüenza ir al sanatorio y presentarse. Con el tiempo terminamos siendo muy buenas amigas y ahora está esperando el nacimiento de su 3º hijo. Ese foro da suerte...
  • Que los bloggers que tienen muchos comentarios son especiales. Hace un tiempo leí a una "celebrity" descalificar a otro comentarista diciendo que no sabía de qué hablaba a diferencia de ella que tenía un blog con XXXX comentarios. ¿Tu autoestima se mide en comentarios? Es... raro como mínimo.

martes, julio 24, 2007

Diálogo conyugal


La escena transcurre en nuestro dormitorio conyugal. Camas deshechas, Barbies, juguetes de la Cajita Feliz y varios comparten el espacio. Estamos los dos solos, pero la tele sigue emitiendo Los Padrinos Mágicos.

-(Yo, en un rapto de inspiración) Un día de éstos podríamos ir a un telo, ¿no?
-(Mi adorable cónyuge) ¡Claro!
-(Yo) Aunque no sé si quiero gastarme $50 en eso ahora que tenemos que comprar todos los unifomes de la nueva escuela.
-(MAC, en un rapto de risa) ¿No me podés decir algo más deprimente?
-(Yo) Claro que sí, en lugar de gastar la plata en un telo deberíamos usarla en
  • leche para nuestras hijas.
  • útiles escolares para ellas.
  • vacunas.

¿Vieron que no me falta inspiración?