miércoles, septiembre 19, 2007

¡Así te quería agarrar!


Había sacado turno para una revisión odontológica en el centro médico donde trabajo. Era la primera vez que me atendía ahí y no sabía quién me iba a atender. La asistente me había hecho pasar, me hizo sentarme en el sillón y me había puesto el coqueto babero descartable apropiado para esas circunstancias.

Me encontraba mirando por la ventana que tenía enfrente, cuando siento que alguien se me acerca por detrás y me dice:
- ¡Así te quería agarrar!
Era la odontóloga. Y además paciente mía. No recordaba qué relación habíamos tenido, pero debe haber sido buena porque se mostró encantadora y de lo más considerada.

Yo no sé porqué la gente odia a los odontólogos y a los ginecólogos por igual . Les aseguro que somos gente buenísima :-)

13 comentarios:

Rosario dijo...

jajaja! que casualidad!

Lo que a mi me gustaria saber (con todo respeto) es qué hace que alguien quiera ser dentista o ginecólogo!

Les gusta tanto que se aguantan el sacrificio de tener que meter mano en la boca de la gente? O ahí (ja!)?

O en verdad no les da asco?

Por supuesto agradezco que les guste y que existan!

Pura curiosidad la pregunta.

Rossana Vanadía dijo...

Ali, yo odio a los odontologos, prefiero abrir las patas que la boca, la verdad. Quiero a mi ginecólogo, hace poco lo cambié y volví a él y el muy ingrato me ha enviado al endocrinólogo.

LA CARICATURA EXISTENCIALISTA dijo...

Tito agradece a su dibujante ser una caricatura que no necesita ir al odontologo

salute!

Miroslav Panciutti dijo...

Yo llevo ya unos años con un dentista estupendo: un chico bastante joven, extremadamente cuidadoso para evitar hacerte el mínimo daño y muuuuy amable. Por cierto, ha estado dos años haciendo un máster en Argentina; se iba para allá cada tres meses o así.

A mi ginecólogo no le odio :) Besos

Alicia R. dijo...

Rosario, bueno es un tema bastante complicado y hablo por mí. No es un sacrificio, tampoco es un placer. Es un trabajo necesario para la resolución de un problema (o para cumplir con lo que hay que hacer). Como tal puede ser más fácil o difícil, más rápido, más fastidioso y todas las variantes que se te ocurran relacionadas con una tarea. (¿Se entendió algo?) Un beso.

Rossana, no hay derecho. Encima que volviste te trata así ;-) Besos.

La caricaura existencialista, son las ventajas de estar dibujado. Saludos.

Miroslav, o sea que no todo el mundo odia a los ginecólogos ;-) Besos.

*cyn* dijo...

A mi ir al odontologo me gusta, digamos que no sufro yendo.

Pero no es que sufra cuando voy al ginecologo, digamos que toda esa situación que te manden mano ahi y te ponga el coso ese ahi, hace que sea una situación incomoda y poco relajante, no?
beso

Gioconda dijo...

Yo no odio a las ginecólogas pero no puedo decir lo mismo de los odontólogos.
Simplemente porque si pongo las cosas en la balanza, los odontólogos me torturaron mucho de chiquita :P
Son recuerdos feos los que tengo.
Tampoco estoy traumada pero prefiero ir mil veces a la ginecóloga a ir una al odontólogo.
Sobre todo por el ruido del torno que me da escalofríos desde que lo escucho en la sala de espera.
Y mi ginecóloga es una ídola!
Además siempre me regala anticonceptivos y el odontólogo nunca nada jajajaja.

Rosario dijo...

claro! el torno! Por suerte no hay tornos en lo del ginecólogo!

Alicia R. dijo...

Cyn , en este tema somos almas gemelas. Un beso.

Gioconda, claro que cada uno tiene sus preferencias de acuerdo a las experiencias que tuvo. Además tenés razón, ¡los odontólogos nunca te regalan nada! ;-) Un beso.

Rossana, no hay torno, pero sí espéculos. Depende de cada una :-)))

Anónimo dijo...

A los ginecólogos y odontólogos los odio cuando entro y los amo cuando salgo...y por supuesto odio cuando entran y amo cuando salen!jeje.
Saludos!
Melina

Alicia R. dijo...

Melina, creo que quedó claro :-) Besos.

Organza* dijo...

Una vez me toco una ginecóloga bastante uhmm.. tosca en su trato a pesar de k le comenté k era mi primera vez ahi..

Pero no se xk me tocan ginecólogas distraídas o k tal vez una va súper preocupada y a penas te miran y minimizan el problema.. Es decir kizas sea NADA x lo k uno esta ahí pero una igual se ASUSTA pss!!

Bueno aún tengo fe de encontrar una buena onda de verdad =)!

Con los ginecologos me va mejor, sin duda!

Alicia R. dijo...

Organza, por suerte se puede elegir :-) Un beso.