martes, septiembre 11, 2007

Delivery ecológico


Mi marido y yo estábamos en un restaurant compartiendo una ensalada y un medallón de lomo. Todo acompañado con Coca light, por supuesto. Ambos somos fervientes conversos de la onda sana-light. Lamentablemente no todos los hermanos vieron la luz. Veíamos pasar bandejas inmensas con papas fritas, huevos fritos y panceta o tablas de picadas de 13687422 calorías. Es que todavía existen herejes que se dirigen directamente al infierno donde se ahogarán en un mar de grasa y colesterol.

Dichas visiones nos hicieron evocar cómo se comía "antes", y de lo ridículo que hubiera parecido no comer de todo lo que se servía. De cuando la mejor recomendación de un restaurant era que las porciones fueran "muy abundantes". Y ahí fue cuando me acordé del delivery ecológico de los 70.
Consistía en que mi mamá lo mandaba a mi papá a la fonda de la esquina (ahora reconvertido en un restaurant super fashion) con una olla y un trapo. Allí le llenaban la olla con la comida del día y le anudaban el trapo para que no se saliera la tapa durante la caminata para llevar "el pedido". Así era el delivery en los 70.
¿Vieron cómo cuidábamos el medio ambiente? Nada de descartables. A la fuerza. Pero ecológicos.

17 comentarios:

Rosario dijo...

jajajaja
Lo mismo con las toallas femeninas... (que obvio de esto sabes mas). Aca no solo estan todas otra vez usando pañales lavables sino que ya varias vuelven a las toallas femeninas lavables o un "vasito" que no se como se llama...
Cuando le comente esto a mi suegra (britanica) me dijo "igual que en la epoca de la guerra (mundial)"... tambien ecologicos a la fuerza!

Alicia R. dijo...

Rosario, no acá no llegó esa onda y que me maten los ecologistas, pero por suerte...Un beso.

Rosario dijo...

jjaja, claro, a mi tampoco me enganchan para esa!

Ana C. dijo...

Aparte de que yo acompañaría esa comida con un vasito de vino tinto y agua mineral ad libitum, que está científicamente demostrado que son más sanos que la Coca light, me encantó eso de comprar comida hecha y traerla a casa en las propias vasijas. Cuando pienso en todo el plástico y el celofán que tiramos a la basura...

LauraBaires dijo...

Tu papá pagaba con tarjeta de crédito o débito?

Alicia R. dijo...

AnaC, tenés razón pero me gusta más la Coca light y me consuelo pensando que es un vicio menor :-)

Laura, obviamente hacía una transferencia electrónica, como ya deberías haberte imaginado. Un beso

La otra parte de mí dijo...

que increíble lo que contaste de tus viejos!no sabía que ello haya existido,es que tal vez al vivir en el campo mi vieja cocinaba ella y no había delivery posible!pobrechita mi mamita!!!besotes y felicitaciones por el premio recibido.

Rossana Vanadía dijo...

Mirá tanta ecología y me vengo a enterar que inclusive, el papel reciclado, no es tan ecológico. Las razones? se utilizan químicos para su elaboración. Lo que es peor. Pero ese delivery me suena a comida casera de verdad.

Ana dijo...

Se me van los ojos cuando veo pasar los "chivitos completos al plato", una gran bandeja con todo lo imaginable. Yo en general estoy comiendo una nada light pero más moderada porción de pizza con muzzarella. Y si, también estaba aquello de llevar el pollo o el lechón para que te lo cocinaran en el horno de la panadería, especialmente para las fiestas. Cariños.

*cyn* dijo...

mori con lo de la cacerola!
por otro lado te digo que yo cada tanto soy una pecadora mal

Alicia R. dijo...

Cyn, todos somos pecadores hermana. El tema es que no pequemos todos los días. Amén.

DEG dijo...

Hace un par de décadas, vivíamos sin delivery (y sin celulares, y sin güaifai, y sin...)

No me explico cómo lo lográbamos.

Gioconda dijo...

Estoy condenada. la cantidad de porquería que comí en mi vida.
Con todas las cosas que comía es una suerte que mis análisis den bien. Debería tener el colesterol por las nubes y el azucar también :P
Los dulces me pueden.
Además tengo la suerte de tener un buen metabolismo que no me deja engordar, por eso le daba alo que sea.
Aunque ahora hace bastante que me vengo cuidando y comiendo sano.
Así que espero que al menos me mandan al purgatorio :P

Besos

Ceryle dijo...

La esperanza es que el concepto de comida sana es de lo más subjetivo y cambia mes a mes. Hoy escuché un informe de una universidad americana, dicen que, sin lugar a dudas, el chocolate es buenísimo.
En cambio los colorantes y edulcorantes de tu Coca...no tanto.

Alicia R. dijo...

Deg, inimaginable...por eso salimos así :-)

Gioconda, seguramente. Como el Papa eliminó el limbo ya no quedan muchas posibilidades. Un beso.

Ceryle, el chocolate es buenísmo y hasta saludable, pero para eso último la cantidad es chiquita, minúscula, deprimente...Besos.

tolenti dijo...

Increible. La comida es casi una cuestión filosófica. Me sorprendo cuando veo menus infantiles: milanesas con papas fritas, salchichas con pure y toda esa chatarra. Asi se comia ANTES. Y me parece que todo el mundo entendio, que quedo en el tiempo. Pero no.

Alicia R. dijo...

Tolenti, quizás una se mueva en círculos donde la mayoría "se cuida". Pero no creo que sea masivo. Un beso.