jueves, septiembre 27, 2007

Trabajos forzados para el hogar


Allá por los 70, cuando fui alumna de primaria, la tarea era cosa de chicos. Me refiero a que se esperaba que hiciéramos los deberes solos. A lo sumo, preguntábamos lo que no entendíamos. Pero ningún padre (madre, si somos más apegados al realismo que a la corrección política), sentía la obligación de ordenar, incitar, explicar, revisar, corregir y observar cada mínimo trazo con el culo pegado al asiento sin poder hacer nada más hasta terminar la bendita tarea.


En algún momento impreciso entre 1976 (fin de mi primaria) y 1998 (comienzo de la de mi hija mayor) las cosas habían cambiado. Y no me refiero solo a los cambios agradables, como el advenimiento de la democracia y la aparición de internet. No, me refiero a que mientras yo estaba distraída estudiando en la facultad, casándome y cuidando a mi bebé, ALGUIEN (a quien mataría si pudiera), determinó que la tarea escolar era obligación de los padres.

Al principio no me había percatado de lo que se esperaba de mí. Así que tardé un poco en darme cuenta de que tenía que volver a cursar la primaria, con el agravante de arrastrar a una niñita con poco interés en el tema. . Terminé por enterarme cuando la maestra me empezó a citar para contarme lo que NO hacía mi hija. Ahí empecé con la lectoescritura, la letra cursiva, los números, las 4 operaciones, las tablas...(ustede mismos completen todos los ítems hasta 7º grado). En los grados superiores conseguí algo más de libertad y por fin, en 2004 tuve mi certificado de estudios primarios.

Lástima que el año pasado tuve que empezar otra vez 1º grado con mi hija menor. Adorable criatura que aplica la Ley del Mínimo Esfuerzo con aún más virtuosismo que su hermana (lo que siempre creí imposible).

Por un lado, debo confesar que 2º grado tiene temas fascinantes. Se aprenden cosas que son fundamentales. La hora, el calendario, sumar, restar, multiplicar y dividir. No da lugar a preguntas como "Y esto para qué me va a servir". Todo lo que aprendí en la primaria me sirvió para la vida cotidiana. Digamos que todo hasta la regla de tres simple. Quizás también la compuesta :-)
No es como tratar de contestar a mi hija mayor para qué la hacen estudiar latín. Para mí la respuesta es "para que te den el título secundario", pero por alguna razón a ella no le parece suficiente...

Volviendo a las criaturitas que están conociendo los misterios de la resta con dificultad y la concordancia entre sustantivos y adjetivos, tampoco es que están felices de obtener tan útiles conocimientos. Por lo menos a la mía la tiene muy sin cuidado. Los diálogos suelen ser de este tenor:

- ¿Cuánto es 14 menos 7? - (antes muerta que tener que pensar un poco).

- Mirá tesoro, hace mucho mucho tiempo cuando yo era joven en el otro milenio, ya aprendí cuánto es 14-7. La que lo tiene que aprender ahora sos vos. Yo ya lo sé.

- Ah, entonces ¿me decís cuánto es 14-7?

- Pero, ¿cómo es que me preguntás eso? ¡Es muy fácil! Además la hiciste en la resta anterior.

- No sé, no entiendo.

- ¿QUÉ ES LO QUE TENÉS QUE ENTENDER DE SACARLE 7 A 14?

No sigo para que no me acusen de violencia familiar, pero esto es sólo el comienzo y recién vamos por el principio de la tarea...

Ya habiendo establecido mi posición en este tema, aprovecho para lanzar un maldición eterna a las maestras que mandan recortar de las revistas palabras con HUE, HUM y HIE y otras variantes maquiavélicas. Si a mí, que llevo muuuchos años leyendo me resulta difícil (confieso que una vez sin poder encontrar la última que me pedían, sucumbí a la desesperación y la escribí con el Word y la imprimí), para un chico de 7 años es misión imposible. Bueno, no puedo hablar por todos los niñitos pero para la mía lo es.

¿Cómo es que a nadie se le ocurrió vender palabras pre-recortadas en las librerías escolares? A ver si algún emprendedor toma la idea. Las madres, agradecidas. Por lo menos, las madres como yo :-)

26 comentarios:

Rossana Vanadía dijo...

Yo tengo una teorìa de la ayuda escolar. Fijate que estamos en la misma, vos recursando por segunda vez, yo la primera. Lo que digo es, que las mamás además de laburar afuera, laburamos en casa, no? Eso hace que el tiempo con los niños sea escaso, obviamente yo compartìa mucho màs tiempo con mi vieja. Esto de compartir los deberes hace que, al menos, nos bajemos a su nivel y hagamos algo entre las dos. Compartamos, discutamos, busquemos ejemplos, conversemos. Alicia, yo este año decidí acompañarla en esto, es decir, sentarme aunque sea un rato con el mate y las galletitas y estar cerca. Y estoy contenta porque me està funcionando. Y si, segundo grado es atractivo. Sociales y Naturales nos tiene atrapadas con los temas del barrio y la dieta balanceada. Suerte y a fin de año brindamos por el fin del ciclo lectivo.

*cyn* dijo...

jaja te entiendo tanto Alicia. Por suerte Juan no me da problemas en el colegio (por ahora) en cambio espero que Nacho siga el buen camino del hermano, porque sino vamos a estar fritos con una madre tosca para las cuentas sobre todo!

A mi realmente como vos decis, no puedo entender como se les ocurre ese tema de recortar palabras de revistas diarios o lo que sea! Es mas cuando pedia figuritas para alguna epoca conmemorativa obviamente abriamos internet e impriamos de ahi! pero no! parece que ahora la maestra enloquecio y exige que saquemos de revistas las imagenes! Como si tuvieramos tiempo entre el trabajo y los crios andar ayudandolos a encontrar o tener que gastar plata en revistas escolares que mis hijos cero bola dan.

Y lo ultimo (perdon la extensión) el miercoles la maestra les pidio (siempre hablando de juan que esta en tercero) que tenian que traer un esqueleto que se vende con un chupetin! vos no te imaginas lo que camine por el centro y por mi casa para conseguirlo! hasta llame a un distribuidor de golosinas. Lo mas triste que lo consegui ayer a las ocho de la noche a la vuelta de casa! una locura.

besos

Rosario dijo...

Alicia!!! No paro de reirme!!!! Qué bien escrito! Que genial todo...
Lo de las palabras para recortar... JAJAAAA

Alicia R. dijo...

Rossana, es una buena forma de acercarse en cuanto el niño adorado manifieste algún mínimo interés en la actividad. Caso contrario, y a mi hija le sucede a menudo es la mejor manera de desear no verla más e ir acumulando puntos para una úlcera. Pero, cuando funciona es bastante mágico. Besos.

Cyn, gracias por demostrarme que hay maestras más enloquecidas que las que conozco. Lo del esqueleto es sencillamente delirante :-))))

Rosario, no te rías tanto que ya te va a tocar :-)¿O en el UK tienen otra teoría educativa que deje a los padres en paz? Besos.

Rosario dijo...

uy, no acá es peor... se puso de moda el tema de la educacion en casa. Como dicen que los colegios son una mierda, las mamás empiezan a ser las maestras de sus propios hijos.... todo un tema...
Así que si, me saco la risa mejor!

Alicia R. dijo...

¿Cómo es que pasaron del internado a los 7 años a la educación en casa? Con lo maravilloso que es que pasen la mañana en la escuela... ¡Esa gente no sabe lo que hace! :-)

Miroslav Panciutti dijo...

Yo no viví demasiado ese calvario (mi hijo tiene ahora 22) y lo eché un poco en falta. Quiero decir que me hubiera gustado poderle explicar más cosas de chiquito, pero él nunca se dejó demasiado, Eran otros tiempos y son otras latitudes (mi hermana, con una niña en primaria tampoco vive la experiencia que describes).

En todo caso, me ha hecho mucha gracia tu desesperación materna. OMMMM, ya sabes. Ah, y cuando has dicho que en el 76 acabaste la primaria me has hecho sentir fatal (en ese año yo estaba en 1º de la Uni: qué viejo me hago). Un beso.

tolenti dijo...

Bueniiiiiiiiiiisimo Alicia!!! Me adhiero totalmente!!! Ahora, te digo que el tema empezo muuucho antes de que tus hijas empezaran la primaria. Cuando las mias terminaron la secundaria me sentía como Sisifo habiendo llegado finalmente a la cima. Sin tener que volver a subir. Nunca mas.

Alicia R. dijo...

Miroslav, seguramente en 1976 nos separaba una becha generacional, pero ahora somos casi contemporáneos. Un beso.

Tolenti, ¿así que empezó antes? Si sabés quién fue el cretino que inventó esto, comunicámelo que le mando un asesino a sueldo...Besos

vamosabrillar dijo...

No sos la única que utiliza el recurso de word, eh. Para nada.

Ana dijo...

Si bien compartí lindos momentos haciendo las tareas con ellos fue un alivio cuando esa etapa terminó. Ahora veo las revistitas de ayuda a las tareas escolares y suspiro aliviada. Animo, no hay mal que dure mil años!

Rosario dijo...

JJAJA, si, esa es la gran pregunta! Pero me parece que al menos Londres ya no es lo que nos vendieron en las peliculas. Es una ciudad muy pero muy cosmopolita. Hay cada vez mas "gangs" de adolescentes por la calle. Como los maestros casi no pueden tocar a los chicos (creo que en Argentina es igual, no?), ellos hacen lo que quieren. Muchos casos de chicos maltratados por sus propios compañeros, docentes que no se meten... Los padres están asustados.
Mas toda la onda organico, super ecologico, vuelta a la nutarleza y las raices...
Un poco de todo

Alicia R. dijo...

Vamosabrillar, creo que las desesperadas que decidieron cortar por lo sano somos varias :-)

Ana, ya llegará, ya llegará...

Rosario, sí aún a la distancia tengo algunos indicios de que Londres ya no es como en los libros de internados de Enid Blyton que leía cuando era chica. Un beso.

La Flor de la Mafia dijo...

Hola!primera visita en tu blog y veo que hablamos el mismisimo idioma!!!
Yo tambien soy una mama que ursa 3er y 6to grado y debo sentarme con mis chicos para hacer la tarea,estudiar y demas(demas boludeces como trabajar,cocinar,acomodar la casa)Y la verdad...estoyrepocrida con esta nueva forma de dividir que no entiendo y lauquelosremilpariosssssssssss
Fuerza!

pani dijo...

¡Genial Mafalda!
Si no me equivoco la respuesta es 1.100 postes.

Alicia R. dijo...

La Flor de la Mafia, claro encima la forma de enseñar cambió y no sabés si decirles que resten con los dedos, con palotes, poniendo las cifras en columnas o con la calculadora :-( Somos mucho más que dos...

Pani, no sé, ¡no quiero hacer más cuentas! :-)

Bebe dijo...

Ni que lo hubiese escrito yo misma.
Abril todos los martes y viernes trae tarea (en 1er grado y llendo a doble escolaridad pueden creerlo!!!) es tal cual lo describis...cuanto es 3 + 10? cuanto es 4+10 y lo peor es que le explico y no lo entiende, a mi tambien me acusarían de violencia familiar....dicen que no se aprende a los golpes pero me dan unas ganas!!!!!
Y ni que hablar cuando trae tarea en alemán que yo mas que decir Gutten morgen no paso.....ando con el diccionario al costado traduciendo lo que tiene que hacer.
Para que estan las maestras digo yo, para los paros nomás??
Dicen que mal de muchos consuelo de tontos pero como me alegro de no ser la única que pasa por esa tortura de la tarea escolar

Alicia R. dijo...

Bebe, lo del alemán es un poco mucho. Por suerte no me toca. Ni siquiera consigo enseñarle la hora.
Ahora repitamos juntas: "No estamos solas, no estamos solas..." Besos.

Cigarra dijo...

Claro que no estamos solas, Alicia. Al otro lado del Atlñántico, no puedes suponer lo cerca que te siento. Un saludo desde Madrid.
Pincha en mi blog:
http://cigarrales-cigarra.blogspot.com/2007/10/premio-blog-solidario.html

Rosario dijo...

(ojo que lo dije porque yo me vine creyendo poder encontrarme a Shelrok por ahi y me llevé un susto! jajaa)

Pitoti2 dijo...

Todavía no termino de leer tu blog, pero lo que he visto me ha hecho saber que no estamos solos en el mundo de la crianza de niños y adolescentes en esta època aciaga.
Como progenitor de 5 entre 15 y 2, no puedo más que sentirme plenamente identificado. Sigo leyendo y después te cuento.

Muppets de Balcón dijo...

La idea de palabritas precortadas es excelente, Alicia. Una laborterapia con slaida laboral, por cierto. Lo que sí, varias preguntas de esas con algo filoso entre las manos puede resultar de alto riesgo para la criatura.

Alicia R. dijo...

Cigarra, ¡gracias, es un honor!

Pitoti2, mi rendida admiración. Lo tuyo roza el heroísmo :-)

Muppets, tú lo haz dicho. La maternidad es una acrividad de alto riesgo.

Sunny dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sunny dijo...

Hola Alicia. Soy Sunny. Tucumana. Tengo 29 años (casi 30) y aunque no tengo hijos todavia, me toco hacer de maestra de mis hermanos menores, aunque mi mama no se haya sentado a hacer las tareas conmigo.
Leo tu blog desde hace poco y me divierte muchisimo.
Gracias por compartir tu vida conmigo

Alicia R. dijo...

Gracias Sunny, vos tambi�n compartiste tu vida conmigo. Besos.