viernes, agosto 18, 2006

Mis Quince Años


No tengo nada en contra de las que cumplen 15. No tengo nada en contra de las que hacen una fiesta para festejar sus 15. No tengo nada en contra de las familias que hacen una "Fiesta de Quince". Tengo todo en contra de las familias que hacen una "Fiesta de Quince"...y me invitan. Y lo peor es que no pudimos dar ninguna excusa para no ir.

Así que gastamos un montón en ropa que quizás nunca volveremos a usar y fuimos. Las Fiestas de Quince , al igual que las Fiestas de Casamiento no se hacen con el propósito de pasarla bien y festejar el grato acontecimiento. Nada de eso. Si sucede es un efecto colateral del verdadero propósito que es el Video y las Fotos.

Estábamos sentados en la mesa principal (supongo que por un error) con gente a la que, hace años ví alguna vez. La charla es parecida a la que uno trata de sostener en un ascensor, pero en lugar de durar 6 pisos, dura 6 hs y debe ser hecha a los gritos por encima de la música.
En eso, entra la homenajeada y baila el Danubio Azul con el padre.(Foto y video). Luego bailan la madre con el padre (foto y video) y la quinceañera con el hermano. (Foto y video). El hermano huye aliviado y la niña ,con una sonrisa de plástico y cierta cara de pánico, sigue bailando con los invitados asignados a quedar inmortalizados en las fotos y videos . Los padres siguen bailando. Por decir algo a mi compañera de mesa, le comento: "¡Cómo siguen bailando Claudia y Eduardo! Se ve que les gusta... La señora me mira con cara de lástima y me contesta: "Es por la foto". Ah, yo pensé que les divertía bailar.

Lo demás ya lo imaginan. La fiesta estaba coreografiado más rígidamente que un ballet clásico. Video con fotos de la infancia con efectos de humo. Demasiado humo, con mi hija mayor nos preguntábamos si no sería tóxico. Anuncio entusiasta del locutor de "ahora, con ustedes ¡el catering!". ¿Por qué tanto anuncio? ¿Acaso no nos pensaban servir algo para comer? Desfile de los mozos con las bandejas incluyendo parada para sacar la foto y el video de lo que sirvieron. Momento de cumbia villera para bailar a reglamento, seguidos de momentos de servir alguna cosita. Ceremonia de las velas . Firmar el álbum de fotos de la homenajeada (lo más parecido a un book de modelo) etc, etc.

Me imagino que alguien determinó que ese modelo de fiesta es "la más divertida y la mejor" y no dudo que es la que debe producir los mejores recuerdos gráficos. Pero no a todos nos gusta sentirnos parte de la representación. A algunos nos gusta hablar sin que la música nos ensordezca. A otros no les gusta bailar. O que les racionen la comida porque la fiesta tiene que durar 8 hs para ser un éxito.

Reconozco que mi punto de vista es parcial porque no me gustan las fiestas en general. Menos gastarme fortunas para festejar "el mejor día de tu vida", que habitualmente resulta el más estresante. Mis fiestas de 15 y de casamiento fueron reuniones familiares en casa. Mi hija de 14 (de tal palo,tal astilla) ya canjeó su Fiesta de Quince por una notebook. Por eso, además me siento culpable por la gente que me invita con la mejor buena voluntad y yo estoy viendo cómo puedo no ir /irme lo antes posible

Alicia (el alma de las fiestas)

13 comentarios:

Manuel dijo...

Vendo excusas abuen precio. Las tengo originales yotras, más baratas, usadas por mí. Pero sólo en España

Brigitte dijo...

No te sientas culpable! Que en realidad no te invitaron a vos: eras parte del decorado para las fotos-video! ;-))
Comparto-comparto! Y tampoco hicimos fiesta de casamiento: organizamos una cena en Rodizio con amigos para que no falte comida y cada uno elija lo que quiera! Nada de raciones!
PD: a qué hora huyeron? :-)
Besos

Alicia R. dijo...

Manuel, acepto cualquier sugerencia de excusas. Hicimos un lío con eso.Cuando llegamos a la fiesta,que comenzó al mediodía le dije a la anfitriona que lamentablemente nos íbamos a tener que ir temprano porque teníamos la despedida de un familiar se iba al exterior por 3 años.Acontecimiento completamente verídico...la semana anterior.Lástima que mi marido agregó que mi hija tenía que reunirse a estudiar (eso era verdad). Al final, quedó bastante incoherente. Si la despedida era tan importante, ¿cómo es que mi hija no iba a ir?. A mi amiga le extrañó, pero por suerte la música estaba tan fuerte que mi explicación también incoherente no desentonó.

Brigitte, veo que sos de las mías :-) Soportamos unas 3 hs. Demasiado.

Ana dijo...

Ay! Comparto totalmente. Odio esos montajes, y detesto cuando tengo que ir. Además me parece que muchas veces son más la realización social de la mamá/familia, que lo que la "niña" disfruta. Agravado cuando los padres están divorciados, a veces en pesimos términos, y el montaje incluye a "papá y mamá" juntitos y con la nena, ahí no puedo contener las ganas de levantarme e irme.

Alicia R. dijo...

Ana, no se me había ocurrido lo de los padres divorciados. Me hace sentir que la fiesta a la que fui no fue tan mala;-)

La hormiguita dijo...

Sí, es de auténtica pesadilla.
Saludos.

lauraBaires dijo...

La nena se habrá sentido feliz con el enlatado que le vendieron? Si la respuesta es sí, valió la pena lo demás...hasta tu sacrificio (porque para eso estamos también: para acompañarnos en las alegrías)

Besos de alguien que, como entonces era muy religiosa, eligió festejar sus 15 con una misa en la iglesia. A qué te divertía más? :-(

Alicia R. dijo...

Laura: Sí, creo que me hubiera gustado más una misa. El ambiente es más tranquilo y puede haber buena música :-)

VIR dijo...

NO PODES SER TAAN MALA ONDA FLACA.

Rosario dijo...

Es que me da una pena en general la que cumple 15!
Porque una en el casamiento esta bastante nerviosa, pero bueno, el novio tambien, y se comparte el tema.
La gran diferencia con las fiestas de 15 es que no es algo que la homenajeada celebra. Sino una puesta en escena organizada por los padres. A esa edad encima, que todavia son bastante inseguras hacerlas parar en medio de un salon con luces enfocandolas, humo y que se yo que mas... las pobres!
A mi a los 15 me organizaron una fiesta sorpresa mis amigas en la casa de una de ellas. Tengo los mejores recuerdos.
Te entiendo perfectamente

Alicia R. dijo...

Rosario, a veces es la quinceañera la que quiere la fiesta. De mi encuesta informal la mayoria de las madres prefiere regalar otra cosa y no meterse a gastar tanto y sufrir con la organización. Un beso.

Anónimo dijo...

Gente por diozz...!!! no critiquen mas a esas personas q pusieron toda su mejor onda para pasarla genial... y si ustedes no lo dizfrutaron, sori..!! ellos seguramente si..
la vida es corta y es una sola... no nos queda nada mas q dizfrutar, y cada uno lo hace a su manera...
cada uno gasta lo q puede y lo q quiere invertir.. es TU plata y VOS haces l que quieras...
cual es el problema q tienen??? me parece un poco envidiosa su actitud..


TOMENSE UN TIEMPO Y PIENSEN ANTES DE HABLAR..

Alicia R. dijo...

Anónimo, me tomé mucho tiempo y pensé bastante antes de escribir este post. No veo que te hace pensar que tengo algún problema. Te cito "la vida es corta y es una sola... no nos queda nada mas q dizfrutar, y cada uno lo hace a su manera..." ¿Por qué pensas que podés decirme cómo la tengo que disfrutar YO?
De paso te comento que es un lindo detalle firmar lo que uno escribe y que hay correctores ortográficos para los que tienen faltas de ortografía. Saludos.