domingo, abril 15, 2007

Embarazos y partos cinematográficos


Salvo honrosas excepciones o series tipo documentales como "Sala de maternidad", "Historia de un bebé" y otras la maternidad en las películas es como mínimo rara.

  1. El comienzo: la mujer se entera de su embarazo por un desmayo inesperado. Hasta ese momento no tenía idea . La combinación de sexo sin (o con mala) anticoncepción + atraso menstrual no le había sugerido nada.
  2. El medio: la mujer se acaricia la panza mientras sonríe beatíficamente y contempla el paisaje por la ventana. No tiene ataques de histeria enloquecida por los cambios hormonales, no se pelea con el marido, no piensa si en realidad quiere ser madre. Ella es todo dulzura.
  3. El término: se supone que está a punto de parir y tiene una graciosa pancita de 5-6 meses. Nunca le pasaque parezca una pelota de playa y que cuando entre en un restaurant la gente la mire con mala cara temiendo que tenga el parto en ese momento y les arruine la cena.
  4. El parto: Con su pancita que forma apenas una curva es atravesada de repente por una poderosísima contracción. No está horas o días con contracciones suaves, irregulares , más fuertes, más regulares y cada vez más intensas. El trabajo de parto es fulminante. Tanto que apenas pueden llegar al hospital. El parto dura 3 segundos y un pujo nace un bebé perfectamente limpio y ¡milagro de milagros! no sólo no es prematuro (considerando el tamaño de la panza) sino que a veces parece de 2 ó 3 meses.
  5. La lactancia consiste en mirar arrobada al bebé mientras mama en forma perfecta desde el principio sin ninguna molestia , dolor, ni grieta del pezón.
  6. Los maridos se preocupan muchísimo y están pendientes de todo el proceso.
Me gustan los embarazos de las películas. Prefiero enterarme por un test de embarazo y no por un desmayo, pero fuera de eso está buenísimo eso de que el bebé nazca antes de que la madre pierda toda forma humana (junto a la posiblidad de moverse). Y todo en pocos minutos. Como si fuera poco acompañada por alguien que se dedique a darle los gustos a la embarazada en lugar de pensar que enloqueció. Simplemente genial.

14 comentarios:

DEG dijo...

¿Viste "The Paper"? (Dirigida por Ron Howard). El embarazo de Marisa Tomei en esa película es DEMASIADO realista, todo un logro, como excepción que confirma tus reglas ;)

Ana dijo...

Y en el otro extremo, la de la telenovela que grita todo el parto como poseída por el demonio.

Al dijo...

Como persona vinculada, en tiempos, con la produccion cinematográfica, te aportare un nuevo dato.
Los niños recien nacidos de las películas tienen, como mínimo, un mes y cobran su salario de actor por el trabajo que hacen que, logicamente, se embolsa la madre.
Cariñosamente

Ana C. dijo...

Justo eso iba a decir, ningún bebé es recién nacido, no están todos rojitos, mojaditos, con los pegotitos de grasa y los ojitos pegoteados de los recién nacidos. Creo que sólo una vez vi una película con un bebé así.

Anónimo dijo...

Concuerdo en que la mayoría de los casos los emabarazos y partos de las películas son bastante idílicos, pero en la mayoría de las películas cuya trama transcurre en la edad media hasta principios del siglo 19 , invariablemente la parturienta muere desangrada...Siempre pienso qué suerte tuve de haber parido bajo el paraguas de la tecnología...

Alicia R. dijo...

Deg, es que mi queja no es que los partos de ficción no sean más realistas, sino que los de verdad no sean más parecidos a los de las películas.

Ana,son bebés que nacen sin un solo pujo porque la madre se la pasa gritando y aullando. Cosa de mandinga :-)

Al, gracias por tu visita y por confirmarme algo que sospechaba. De todos modos considerando el buceo interior y la memoria emotiva que tienen que hacer esos bebés para ofrecernos una actuación realista creo que tienen muy merecido su salario (lástima que no los dejan disponer de él)

AnaC , es que los recién nacidos de verdad todavía tienen demasiado aspecto de fetos, aunque a los padres les parezcan hermosos ;-)

Anónimo (o anónima, supongo :-) Sí es un alivio vivir en esta época donde no sólo existen los antibióticos y las cirugías, sino la maravillosa peridural. De las causas más frecuentes de muerte materna, las infecciones y las hemorragias, la 2º es la más cinematográfica decididamente...

Hurricane dijo...

En algún libro leí que buena parte de las infecciones de las parturientas en el S XVII y XVIII eran porque los médicos iban de una autopsia a un parto (por ejemplo) sin lavarse las manos. No porque fuesen sucios, sino porque no se estilaba en el momento.

Antonia Romero dijo...

En mi primer parto me dormí en el quirófano después de que me pusieran la epidural ¡qué gusto! llevaba tanto tiempo durmiendo mal... Me despertó el doctor Julvé con un par de besos y diciéndome ¡Antonia despierta que ya viene!
Qué cosas...

Saludos

Alicia R. dijo...

Hurricaine, exactamente. Tradicionalmente el parto era atendido por comadronas. Cuando pasa el dominio médico ascienden espectacularmente las tasas de fiebre puerperal. En 1847,Semmelweis descubre que existe "un veneno" que los médicos y estudiantes llevan en sus manos luego de examinar otros pacientes o hacer una autopsia. Postula los principios de la asepsia, pero es muy resistido. Recién Pasteur, 50 años después descubre que era ese veneno, los microbios.

Antonia, te imagino perfectamnte durmiendo en trabajo de parto con el alivio de la peridural. Seguro que después del parto seguiste durmiendo mal ;-)

Doctora Yvonne dijo...

jajaja, qué alivio que alguien me diga un poquito las cosas como son. Empecé a sospechar que las cosas no son como en las películas cuando empecé a sentir náuseas horrendas y ganas de asesinar a mi marido durante los primeros tres meses de embarazo.
Ahora estoy un poquito más avanzada y ya no siento náuseas, pero estoy lejos de sonreír beatíficamente.
Más bien, se me da vuelta el mundo cuando siento unos aleteos de mariposa en la barriga, es una sensación inexplicable. Por cierto mucho más fuerte, brutal y linda que las que se ven en las películas!

Alicia R. dijo...

Doctora Yvonne, la maternidad puede ser una maravillosa experiencia, pero las ganas de asesinar al marido tienen altibajos y pueden no irse del todo. Suerte :-)

Rosario dijo...

Claaaaaaaaaaaaaro!!!!!

Juani dijo...

Qué lindo post! y qué verdadero lo que decis!

Alicia R. dijo...

Juani, es que un solo embarazo y parto pudo haber sido excepcionalmente molesto, pero dos me convencierom de que ES ASÍ. Un beso.