martes, julio 03, 2007

Adiós, escuela pública, adiós.



Basta. Se acabó. No va más. Se terminó la educación pública para mi hija.
Estuve una noche sin dormir y tomé la decisión. Ya no soporto que no tenga amigas porque no tiene con quién. Una espera que en los grados superiores, los chicos empiecen a tener diferentes intereses y probablemente los de tus hijos no sean los mismos que los de los chicos cuyos padres son analfabetos. Me pasó a mí en la primaria obligatoria, laica y gratuita y le pasó a mi hija mayor.
En las escuelas del estado había toda clase de chicos. Eso era lo bueno. Uno aprendía que existía otro tipo de gente. Desde luego, siempre había un par de casos sociales desesperados. Pero estamos en este 2º grado, todas las (pocas) nenas que hay son casos sociales.
Nunca me pareció deseable que mi hija sólo se relacionara con hijos de otros profesionales, pero tampoco es lógico que sus pares vivan en casas tomadas.

Así que basta. Después de las vacaciones de invierno empieza en otra escuela privada del barrio.
Lo que quiero es que esté en un ambiente más contenedor y con compañeritas más afines. Tampoco me hago muchas más ilusiones. Con mi hija mayor tuvo 7 años de educación privada entre jardín y primaria y sé cómo son las escuelas laicas que yo puedo pagar.

Lo que no voy a extrañar es:
  • La precariedad de los arreglos para el cuidado de los compañeros, que hacen que no te inviten a su casa, pero tampoco vengan a la tuya (el hermano /tía lejana /vecina) que los cuida no te los puede traer desde no sé dónde con el resto de los hermanos o primos. Tampoco traen a los chicos a los cumpleaños.
  • Las maestras que viven de licencia (no todas)
  • Las maestras que no tienen ganas de trabajar y nadie les dice nada (no todas)
  • Los padres que no son capaces de pagar aunque sea $2 de cooperadora.

Lo que si voy a extrañar es:

  • Que me queda a una cuadra y media de mi casa.
  • Que sólo pago la cuota de la cooperadora.
  • Las vainillas que le dan a Pilar y me trae porque no le gustan (a mi sí).
  • Lo que les dan de comer a media mañana (bueno y variado)
  • La biblioteca de la escuela.
  • Que te mantienen informado sobre todas las actividades gratuitas que tiene la ciudad para los chicos (desde escuelas de música hasta talleres de ciencia)
  • Después de tantos años diciendo que la educación pública es posible, reconocer que para mí se acabó.

Todo tiene un final. Todo termina.

Escuelita de mi barrio, al evocarte se me pianta un lagrimón.

16 comentarios:

*cyn* dijo...

mis hijos no van a escuela pública nada más porque me embola que los maestros vivan de huelga y no laburen nunca.
Aca por lo menos pago unos cuantos mangos, es buena y siempre siempre (salvo jornadas docentes) tienen clases.

Alicia R. dijo...

Cyn , lo de las huelgas es un poco un mito. Por lo menos en la Capital es raro que paren. Lo que sí pasa es que la maestra se toma super licencias por cualquier pelotudez y viene una suplente, después por otra y viene otra suplente, y así. Pero clases siempre hay. Besos.

Marinita dijo...

nunca entendi como no pagan la cooperadora, nunca comprendere porque no pagan esos 2$!!!

No quiero ser grosera, pero creo que no va a cambiar la situacion de tu hija por mas que la cambies de colegio, y te dire porque: siempre pense que los padres tienen que estar relacionados con las actividades de sus hijos, y no todos son asi, mi madre por ejemplo, estaba harta de que siempre los trabajos se hagan en mi casa porque yo no podia ir a la casa de los demas, o porque los padres se acercaban y te decian: "toma, aca te la dejo, a las 5 la acompañas a la parada del colectivo", los padres deberian tomar conciencia de que es fundamental en la educación de sus hijos el estar con ellos, el pagar los 2$ de la cooperadora, el asistir a las reuniones ¿no te paso que de los 30 compañeritos que tiene tu nena siempre vallan 10 padres como mucho?, en fin, yo te aconsejaria que hagas una reunion en tu casa con algunos compañeros de ella y sus padres.

Mucha suerte!

Alicia R. dijo...

Marinita, gracias por tu visita pero me parece que acá hay un malentendido. Quizás me haya expresado mal o no llegaste a entender, pero la razón del cambio es que las familias de la escuela actual son más o menos así. Además de mi hija hay dos nenas. La mamá de una de ellas es un mujer analfabeta que vino de Bolivia el año pasado. A la mañana se va, dejando sola a su hija de 7 años. Cuando la nena se despierta, se acostumbró a ir a la casa de otro compañero a tocarle la puerta para que la lleve a la escuela. Como no tiene despertador puede ser a cualquier hora. Cuando la madre del nene se cansó de hacer de madre sustituta, le dijo que buscara quien llevara a su hija a la escuela. La mamá abandónica ¡se enojó con ella! y ahora la nena va y viene sola por la calle en 2º grado. ¿En serio te parece que puedo hacer una reunión con esos padres? Es gente que ni tiene disponiblidad para ocuparse de los hijos, ni tienen como valor cultural que sus hijos visiten casas de amigos ni hagan actividades fuera de la escuela. A veces, lo urgente tapa lo importante y yo quiero ocuparme de lo importante. Saludos

*cyn* dijo...

claro tenes razon, mis hijos van a provincia asi que siempre que hay paro veo las escuelas publicas cerradas!

Ana C. dijo...

¡Qué duro tener que tomar una decisión así! Espero que en la nueva escuela todo sea mejor para vos y para tu hija.

Alicia R. dijo...

Ana C, gracias por tus buenos deseos. Tenés razón, además del cambio en sí es duro darte cuenta de que aquello a lo que apostaste y creías no va más.

Rossana Vanadía dijo...

Es duro darse cuenta, sí. Tengo parientes del interior de Cba y mandan los niños a la escuela pública y aún funciona. Es todo parte de una crisis generalizada en la cual la economía y los valores cobran un sinsentido. Hay que tener un docente cerca, convivir con un docente público para darte cuenta. En la escuela pública la misión principal es "contener" al niño que viene mal comido, mal vestido, mal atendido. Es lamentable porque todos los niños tienen derecho a ser bien alimentados, vestidos y atendidos. Mi hija de 7 como la tuya va a un privado de barrio y laico. En el abanico que encontramos (no muy grande) nos decidimos por eso luego de pasar y fracasar con la vanguardista. Ahora, fijate este detalle: los padres estos también están ausentes y no llevan los niños a los cumples o escasamente de visitas: se la pasan rajando de un laburo a otro para que les alcance para vivir y educar a los chicos. La crisis está en todos lados, no?

Alicia R. dijo...

No tengo mucho que agregar a tu comentario, que es muy claro y con el que estoy de acuerdo. Tampoco tenemos tan idealizada la escuela privada. De lo que estamos seguros es de que no puede seguir en su escuela actual. Gracias y besos a vos y a tus chicos. Los estuve viendo en tu blog y son dos bellezas :-)

Anónimo dijo...

Hola Alicia: te entiendo perfectamente y sé cuánto duele un cambio. A mí me pasó al revés: de escuela privada a escuela pública, y a pesar de que la actual escuela me encanta, la vida social de mi hijo no es la misma. En cambio el menor tuvo la suerte de tener un grupo más lindo. Eso puede pasar en cualquier escuela. Vas a una privada y justo te toca el grado con pibes con problemas de conducta. Seguramente en la tuya, por la ubicación, se da la situación que contás. Pero hay que tener en cuenta que no todas las escuelas públicas son iguales, del mismo modo que no todas las escuelas privadas lo son. Lamentablemente existen escuelas públicas de primera y de segunda, y hasta hay listados de escuelas públicas excelentes, con pocas o ninguna vacante. Otro aspecto para conocer el nivel de una escuela pública, es el costo de la cooperadora, desde $2 a $20 según el establecimiento. En fin... y por lo que leí entre los comentarios: en Capital hubo hasta ahora un único paro docente. Y en las escuelas públicas están los docentes más experimentados y capacitados, mientras que en las escuelas privadas son siempre chicas recién recibidas y hay una enorme rotación de maestros, que cuando quieren crecer en lo suyo, tener antigüedad y puntaje, justamente se van a la escuela pública. Pero de todos modos aquí lo que importa es tu hija, así que le deseo la mayor de las suertes, que ambas -ella y vos- encuentren lo que buscan.
Verónica (de La vida con subtítulos)

Ana dijo...

Tuve que tomar la misma decisión con mis hijos, pese a yo ser hija de la escuela gratuita, laica y obligatoria de mi país. Los tiempos cambiaron, las instituciones educativas públicas son más lugares de
"contención social" que de enseñanza, dicho por las propias autoridades, al menos acá en Uruguay. Los problemas sociales de los alumnos y sus familias son tan pero tan terribles que hacen imposible un relacionamiento "normal", sobre unas pautas más o menos comunes. Sociedades que se han fracturado, distancias que se han hecho abismos. Suerte.

Alicia R. dijo...

Verónica, es como vos decís. En la misma escuela mi hija mayor terminó 7º grado y tuvimos una muy buena experiencia. De su grado ella fue al ILSE y un compañero al Pellegrini, pero el grupo o las circuntancias que le tocaron a la chiquita no son las mismas. Lo de los $2 era un ejemplo de que se puede contribuir con lo mínimo si no se tiene plata pero sí ganas. La escuela de la que hablo es una con buena fama de jornada simple en Caballito y la cooperadora es de $10. Besos y gracias por tu comentario (sé que te cuesta :-)

Ana, no tengo mucho que agregar, excepto que no me gusta mucho la sensación de ser clienta de una escuela, pero ahora lo considero un mal menor. Besos y suerte en la nueva casa.

Anónimo dijo...

Soy ecuatoriano y por ello hablo de nuestravrealidad: La calidad ed la escuela privada es un mito, aquí en Ecuador, klas escuelas privadas son un negocio sin control, se permite de todo. Aulasque son cualquier cosa menos aulas, profesores mal pagados, falta de material didactico. Etc. etc.
por mi experiencia puedo decir quer la escuela pública es mejor, mi hija mayor estudio en una de ellas y nada puedo reclamarle: Bonita escritura, exelente caligrafía y un exito en el bachillerato y la Universidad. Mi hijo en cambio, estudio en escuela perticular y Uff. mejor ni comentarlo.
es importante eso si el pael de los padres en el control de tareas, visitas a los maestros, etc.

Oswaldo Guillén

Anónimo dijo...

Estoy enviando a mo hijo a una escuela privada, no se hasta cuando pueda hacer el esfuerzo,y me estoy anticipando, averiguando colegios de jornada simple y publica, tenes idea vos q vivis en caballito de alguno??

Alicia R. dijo...

No sé, hay varias escuelas pero no sé como andan. Mis hijas fueron a la 10 (Felipe Vallese al 900) que es de jornada simple. De jornada completa está la 14 en Felipe Vallese y Rojas, la 20 en Biedma y Aranguren y otra en Hidalgo al 500 creo, Suerte

Anónimo dijo...

Mi hijo julian fue a la escuela publica 1 año,pero tuve que transferirlo a una escuela privada porque le daban todo el tiempo fotocopias como tarea y no practicaban caligrafia y las maestras no iban casi nunca.
Y llego un dia a casa diciendome que la maestra fumaba adentro del aula(obiamente fui a quejarme al colegio)y me dijeron que no podian hacer nada si yo no tenia pruebas y que no podian culparla.Y lo de la cooperadora tienen razon,es increible que los padres no paguen $5 para los arreglos de la escuela a la que sus hijos concurren.