sábado, septiembre 30, 2006

Es que usted es muy nerviosa

Realmentente me cansan los médicos que, ante lo que no se sabe dicen "es por estrés", "es psicológico", "es nervioso". También pueden decir "es un virus", pero no es el tema del post :-).
Me parece más honesto decir: "No sé porqué le pasa esto. Las causas podrían ser muchas. Me quedo tranquila por haber descartado las causas identificables y que necesitan tratamiento específico. Ahora veamos que se puede hacer con sus síntomas." ¿O acaso se supone que los médicos tienen que saber siempre todo? No digo saber lo que se conoce, que es un requisto básico. Digo dar explicaciones sobre lo que todavía no se tiene idea, y pasarle el fardo al paciente. "No es que todavía hay mucho que ignoramos, sino que usted es muy nerviosa". Tampoco digo que el estrés no cause enfermedad, digo que no se le puede poner el mote de psicológico a todo trastorno que no entendamos.

Pero como todos somos humanos, lo hacemos ;-). En los años '50, cuando el conocimiento de la reproducción humana era pobre y los tratamientos efectivos casi inexistentes, se consideraba que la mitad de las parejas infértiles lo eran por causas psicológicas. Ahora con la explosión diagnóstica y de los procedimientos de fertilización asistida, casi se acabaron las causas psicológicas, por lo menos como único diagnóstico.

Toda esta larga introducción viene a cuento de una nota fascinante (para quién les habla, claro) que leí hoy Volvió la histeria, aunque ahora con otro nombre.
Creo que me atrapó por dos cosas. La primera es ver cómo nuestra visión de los problemas difiere de acuerdo a nuestros conocimientos y la moda o la mentalidad del momento. Lo otro es ver que no existe la mente y el cuerpo con esa visión dualista tan occidental (me van a tener que perdonar, hoy estoy en onda filosófica). Como conceptos tan "psicológicos" como la voluntad o el deseo tienen su base en el cuerpo.

Fin, el que quiera puede leer la nota y el que no está autorizado a retirarse y seguir con otro blog
Muchas gracias

3 comentarios:

Luzbel Guerrero dijo...

Muy interesante reflexión querida, pasaré a continuación a leer la nota pero antes quería mostrarle mi acuerdo con su denuncia; si todos fuéramos capaces de decir: hasta aquí no llego( de momento), sería muy tranquilizador. Gracias, seguramente volveré.

Ana dijo...

ME pregunto si no pasa que el paciente en el fondo prefiere que le digan que la culpa es del estres (algo podría hacer, salir a caminar, trabajar menos, tomarse las cosas con mas calma) a que le digan que no se sabe qué es lo que tiene, aunque seguro que sería más científico lo segundo.
El artículo me gustó, pero me mató esta frase
«Histeria», para mí, siempre fue un término peyorativo, porque se lo vincula con las mujeres”, dijo el doctor William E. Narrow,
Gracias, Dr. Narrow, muy amable lo suyo.

La hormiguita dijo...

Me parece una reflexión muy cierta. Interesante también el texto del enlace.
Saludos