lunes, septiembre 25, 2006

You can't stop the music



(Léase el título con la música de los Village People a todo volumen)

Sinceramente es un problema.

Escena 1: 21 de septiembre. Día de la primavera y, mucho más importante, cena romántica festejando nuestro aniversario de casados. Bueno, romántica porque nos comunicábamos con las miradas. Hablar, imposible por el volumen de la música (versiones remixadas de valses de Strauss. ¿Es necesario simplificar aún más una música tan accesible y popular?).
Le pedimos al mozo si se podía bajar la música. "Ay, es que justo están al lado de los parlantes", fue la respuesta. Alejarse de los parlantes, implica trasladarnos al área de fumadores. Difícil decisión. Al final, terminaron bajándola en algún momento. Quizás ellos tampoco entendían los pedidos.

Escena 2: Concurro a la peluquería infantil "Rulitos". Mientras le cortan el pelo a mi hija, diversos representantes del pop latino atronan nuestros oídos. La peluquera canta, fascinada con la música que había elegido y me pregunta si quiero que le corte así o asá. Entiendo la mitad de lo que me dice y le respondo a los gritos. En un momento le digo que no la escucho porque la música está demasiado fuerte. Ella tampoco oye mi comentario. O sí, y se hace la tonta.

Etc. Podría seguir contando anécdotas similares, pero creo que sería redundante. Y ahora me encantaría decirles que es espantoso que estemos todo el tiempo rodeados de una cortina de sonido. Que lo único que deberíamos oír es el canto de los pájaros y la caída de la lluvia en la tierra. Pero sería muy hipócrita de mi parte.

A mí me gusta escuchar música cuando yo quiero, que no es siempre. Me gusta que sea la música que yo elegí y al volumen que yo quiero. El problema es que todos pensamos igual, y así y terminamos en un caos sonoro.

Así que en este Año Nuevo 5767 que se inicia (antes que se pongan a investigar en Google, les cuento que es el Año Nuevo Judío), mis deseos son:
Que no haya más hambre en el mundo.
Que haya paz en la Tierra
¡Qué bajen el volumen, que así me rompen los oídos!

9 comentarios:

DEG dijo...

Amen.

(y mirá que yo escucho la música al palo, cuando estoy sólo en casa o voy en el auto, pero el volumen de la música en los lugares públicos es un atentado contra el sagrado arte de la buena conversación)

Ana dijo...

Cuando la crisis del 2002 me voló el auto, le busqué lo positivo pensando en que iba a leer en los omnibus. Hacia unos 10 años que tenía auto. Grave error el mío, en esos años se había puesto de moda poner la música al mango en el tranporte público ( o programas de radio terribles, mucho peores que cualquier música) Chau leer en el bondi, ni siquiera escuchar mi walkman, porque está tan fuerte que para poder escuchar mi musica me tendria que taladrar los tímpanos. Voto por el silencio.

lauraBaires dijo...

Ante todo, feliz Año Nuevo!! Ayer mi madre me reprendió por no cumplir con la formalidad de saludar a mis amigos judíos en sus festividades. Es que no son religiosos, me defendí. No es cuestión de religión, no seas bruta, respondió.

Lo de los sonidos me suena a... a... a.... cómo decirlo lo fuertemente alto como para que me entiendas, pero sin levantar mucho la voz para que no te agobies.

Y bueno... ya, te lo digo...querida, te estás poniendo vieja!

Te mando un huezasito...Venga, choque esa calavera!

lauraBaires dijo...

Fe de erratas: lo fuertemente alto...ja ja ja.... lo suficientemente fuerte/alto, quise decir.

Cuánto cuesta el kilito de neuronas?
Bueno, deme medio...pero de las fresquitas, no tan maduras, vio?

Alicia R. dijo...

Deg , gracias por tu visita. De paso, aproveché para pasear por tus blogs. Están muy buenos. Me verás por allí proximamente.

Ana, tú lo has dicho.

Laura, el otro día me llamó mi mamá para informarme que el viernes a la noche comenzaba el Año Nuevo. Y agregó con cierta ponzoña: "Te lo digo por si alguien te felicita". ¿Acaso quiso insinuar que estoy tan alejada de la comunidad que ni siquiera sé cuándo es Rosh Hashaná? Está muy equivocada, ya lo había leído en el diario. ¿Y si juntamos a nuestras madres para un concurso de viboreo? :-))))

La hormiguita dijo...

Feliz Rosh Hashaná!
Saludos

Bebe dijo...

Yo no soy de la colectividad, pero felicité a todos mis congeneres y llegué mas allá, me tomé el viernes feriado!!!
Feliz Rosh Hashaná!!!

Alicia R. dijo...

La hormiguita y bebe, gracias por las felicitaciones. Al final, tenía razón mi mamá...

Lurdena dijo...

Me sumo a las felicitaciones. Mira que uno aprende cosas en esto de los blogs, eh.