sábado, agosto 26, 2006

Un milagro


Les dejo un minicuento para el fin de semana.


Un milagro

Llorenç Villalonga

Le habían asegurado que la Sagrada Imagen retornaría el movimiento al brazo paralizado y la señora tenía mucha fe. ¡Lo que consigue la fe! La señora entró temblando en la misteriosa cueva y fue tan intensa su emoción que enmudeció para siempre. Del brazo no curó porque era incurable.

FIN

7 comentarios:

Manuel dijo...

genial, de verdad

Ulschmidt dijo...

caramba, son misteriosos los caminos del Señor

lauraBaires dijo...

La fe es una poderosa entidad que hace lo que quiere de nosotros!!

lauraBaires dijo...

Amen...

La hormiguita dijo...

A veces, poder no hablar es el gran milagro.
Saludos.

Ana dijo...

Quizá era el milagro que había ido a pedir su esposo ; )

Alicia R. dijo...

Sí,quien sabe....los caminos del Señor son inescrutables.

Me gustó la sugerencia de Ana ;-)