miércoles, julio 26, 2006

La inocencia de los niños

Después de preparar el diente para el Ratón Pérez, mi hija de 6 años me dijo:
-"Si por casualidad es como con Santa Claus, que el Ratón Pérez son ustedes. ¿Me podrían dejar el billete bien cerca del diente, en el medio de la almohada?"

Creo que la película del Ratón Pérez marcó un antes y un después en su vida. A ella le encantó, a mí me pareció una basura. Saliendo un poco del tema, me parece que el encanto de las películas infantiles es una constante. O sea, que a mayor gusto infantil, mayor disgusto adulto y viceversa.
El problema es que la película plantea tantas cosas, que el Ratón se lleva los dientes (yo se los dejo), que les da una moneda de oro (yo le doy un simple billete de $5) ,que no le debe haber costado deducir la cruel verdad.

Encima, cuando mi hija de 14 era una niñita crédula, había leído en un libro que cuando los chicos preguntaban si los Reyes (o lo que sea) eran los padres, lo mejor era contestarles que dicho personaje trae regalos a los chicos que creen en él. Cuando dejaban de creer se ocupaban los padres. Claro, nunca era lo mismo. Con eso , yo me creía la reina de la pedagogía , hasta que mi hija me acusó (entre 12888648 cosas más) de haberla hecho sentir culpable por no creer.

Así que ahora despojada de cualquier técnica supuestamente pedagógica, mi respuesta será:

¡SÍ, LOS REYES MAGOS SON LOS PADRES! ¿RECIÉN TE ENTERÁS?

6 comentarios:

Ana dijo...

Con dos hijos adolescentes grandes, los 12888889 reproches me son bien familiares.
La ternura del Raton Perez y familia van quedando en el pasado, casi como si fueran de otra vida, una vida que tenía a la ternura como protagonista, en vez de la rebelión y los límites que son los protagonistas de hoy. Bien dicen los veteranos, "hijos chicos problemas chicos, hijos grandes, problemas grandes".

Alicia R. dijo...

Lo que me pasa es la niñita es tan salvaje que compite con su hermana adolescente de par a par. Pareciera que se alternaran para atacarse. ¿O será que sólo puedo encarar un problema por vez?

Suerte con tus adolescentes ;-)

Brigitte dijo...

Yo escucho y voy tomando nota. Aunque no hay una fórmula infalible: lo que les parece bien a unos les cae mal a otros... en fin :-)
Besos, Brigitte

Ana dijo...

tengo una pregunta tecnica para hacerte sobre el blog: ¿como hiciste para que tu foto fuera mas chica? es decir, mi mate y termo son un poco grandes, achique la imagen en un programa de edicion de imagenes, la subi y puse en el perfil, pero entonces blogger la estiro, haciendola de nuevo del tamaño estandard pero algo distorsionada por estirarla. Tienes idea de como dejarla mas pequeña? Gracias y disculpa la molestia
Ana

lauraBaires dijo...

Ya sabes lo que pienso, porque te lo he dicho mil veces: tu hijas han heredado tu perspicacia. Si a eso se le suma el ejemplo de la logica que aplicas a tu vida, lo demas se da por añadidura.

Por ejemplo, esta es una frase muy tipicamente tuya: "me parece que el encanto de las películas infantiles es una constante. O sea, que a mayor gusto infantil, mayor disgusto adulto y viceversa". Tus hijas razonan y deducen de esa manera.
Y por supuesto, Malena es una gran influencia en Magalí.

Realmente me encantó lo de dejar la plata en el medio de la almohada...Solo tu hija!!

Besitos

La hormiguita dijo...

jaja, qué bueno!