sábado, octubre 28, 2006

Llamame cuando quieras

Torneo internacional de Deventer. Precalentamiento de las gimnastas.

4 comentarios:

Luzbel Guerrero dijo...

Me gustaron las maravillas que puede hacer el cuerpo humano, pero odio los teléfonos.

Lurdena dijo...

¡Bah! Yo lo hago mejor.
(Dijo la envidiosa)

Abrazos

Alicia R. dijo...

A mí me impresionó la flexibilidad de Alina Kabaeva (si les interesa el nombre), pero lo que me llamó la atención es la omnipresencia de los celulares. No hay excusa para no contestar.

Alicia R. dijo...

Por supuesto, Lurdena, por supuesto...