miércoles, mayo 30, 2007

Mi bebé


Yo quisiera saber qué es lo que impulsa a los hombres a salir del auto para cargar nafta. O sea uno llega, para al lado del surtidor y en lapso variable un empleado se acercará a preguntarnos qué tipo de combustible y cuánto queremos cargar. Acto seguido encajará la manguera en el tanque (previa apertura de la tapita, en caso de que tenga llave. El mío ni eso), marcará la cantidad a cargar, la nafta pasará hasta que finalice la carga, cerrarán la tapita , nos cobrarán y nos iremos.

A mí el proceso me parece lo suficientemente aburrido y previsible como para quedarme en el auto escuchando música. Pero por un importante trabajo estadístico de campo, que consiste en mirar a los otros conductores y a mi marido cuando voy de acompañante, me parece que en alguna parte del cromosoma Y hay un gen que ordena saltar del auto, quedarse parado a su lado mirando ansiosamente alrededor, abrir personalmente la tapita y quedarse mirando el fascinante proceso del principio al fin. Bueno, a veces pueden distraerse viendo las latas varias con aceites y otras cosas (no sé bien que son)

¿Será que consideran que si uno se queda sentado con la calefacción no demuestra lo suficiente su amor a su auto? ¿Será considerado un rasgo gay? Hay preguntas que me dejan perpleja.

9 comentarios:

Gustavo dijo...

Jajaja. Es cierto. Una vez viajé con mi prima (manejaba ella) y al parar a cargar nafta yo pregunté si no bajaba, y ella me miró sorprendida y dijo "no es autoservicio, ¿por qué debo bajar?"; y yo pensé "¡qué altanera!", pero después lo razoné y no encontré explicación a mi manera de ver tal cosa. Hoy me sigo bajando del auto cada vez... es por no se que cosa, cuidado, dudar que cierren bien (o que lo cierren), no se. Debe ser cromosómico, no hay duda.

Bebe dijo...

Seré medio machona? porque yo a veces me bajo......

Ana C. dijo...

¡Ah! Eso es porque no probaste lo que se siente al ser capaz de llenar el tanque sola, abrirlo, manipular la manguera, apretar todos esos botoncitos y, una vez lleno, cerrar la tapa del tanque, pagar, arrancar y ver que tenés nafta para 700 km más. Una vez que le agarraste el gustito, no querés dejar nunca más que lo haga otro.

Tanhäuser dijo...

Pues no me había fijado yo en eso, pero tienes toda la razón.
De todas formas, en mi defensa debo decir que yo bajo del coche porque suelo repostar en estaciones de servicio donde el cliente se "autosirve".
Besos

Daniel T. dijo...

Es una anecdota buenisinima para poner en mi blog www.autitostimo.blogspot.com
Yo te voy a agregar como blog amiga..
Y tenes razon. Jamas le dejo a mi mujer bajarse del coche en las estaciones de servicio a , aunque maneje ella (situacion ya de por si molesta..) Y si..es fundamental controlar la tapita del tanque y ver los litros cargados, porque a las mujeres las "pasan" y para que no crean que soy gay
besos
Daniel

Daniel T. dijo...

Pd. Puedo pegar y cortar tu comentario sobre la nafta en mi blog?
Gracias!

Alicia R. dijo...

Gustavo, gracias por tu visita. Es verdad, con la genética no se juega :-))

Bebe, acá caben dos posibilidades. O que a pesar de marido y 3 hijos haya una fisura en tu identidad sexual, o que realmente te importe cuidar a tu auto. Besos.

AnaC, me va a ser difícil probarlo porque en Buenos Aires escasean bastante los autoservicios de combustible.

Tanhäsuer, en ese caso no calificás para el test. Siga participando. Saludos.

Daniel T, gracias por tu visita y por supuesto que podés linkear el post y el blog. Mi marido dice que se baja para "controlar".Que la nafta no chorree y manche la pintura, que la tapita quede bien cerrada, que el medidor arranque de cero (a lo cual comento que se puede ver desde el auto), etc. En fin, ¡viva la diferencia!

Daniel T. dijo...

Definitivamente, aunque inventaste esta tipo de Blogs respecto a anecdotas de transito urbano, me parece brillante tu comentario y me tomo el atrevimiento de ponerlo en mi blog..besos
P.d. : Absolutamente de acuerdo con tu marido !! A ver si dejan algo flojo o no controlan bien los litros..Lo que si podrian hacer ustedes es ir al Minimercado.

Hurricane dijo...

Mas allá del cariño que se le pueda profesar al auto, también tiene que ver con el hecho de "estirar las piernas". Toda oportunidad es bienvenida.