sábado, junio 24, 2006

Travesuras de la niña mala


Ricardo ve cumplido, a una edad muy temprana, el sueño que en su Lima natal alimentó desde que tenía uso de razón: vivir en París. Pero el rencuentro con un amor de adolescencia lo cambiará todo. La joven, inconformista, aventurera, pragmática e inquieta, lo arrastrará fuera del pequeño mundo de sus ambiciones.Testigos de épocas convulsas y florecientes en ciudades como Londres, París, Tokio o Madrid, que aquí son mucho más que escenarios, ambos personajes verán sus vidas entrelazarse sin llegar a coincidir del todo. Sin embargo, esta danza de encuentros y desencuentros hará crecer la intensidad del relato página a página hasta propiciar una verdadera fusión del lector con el universo emocional de los protagonistas.Creando una admirable tensión entre lo cómico y lo trágico, Mario Vargas Llosa juega con la realidad y la ficción para liberar una historia en la que el amor se nos muestra indefinible, dueño de mil caras, como la niña mala. Pasión y distancia, azar y destino, dolor y disfrute...

Yo no sé que tal será Vargas Llosa como político, pero ¡qué buen escritor es! Leí "Las travesuras de la niña mala" y me resultó fascinante. Si tienen oportunidad, no se lo pierdan.

4 comentarios:

lauraBaires dijo...

Vargas Llosa es uno de mis escritores preferidos, al que siempre regreso porque me fascina su sintaxis, sus temas y, por sobre todo, su estructura narrativa (el único libro que le dejé por la mitad fue El paraíso en la otra esquina... aunque a veces me pica la curiosidad de saber cómo habría seguido).

A esta obra que mencionás en el post la había descartado a raíz de un par de críticas muy semejantes que encontré por allí. En una se la tildaba de novelita de amor liviana y la otra la describía como una simple travesura de Vargas Llosa entre obra de arte y obra de arte.

Pero como confío mucho en tu juicio literario, la incorporaré a mi extensa lista de libros para leer. Me falta el tiempo!

Claro, dirás... pero eso no te impide andar vagabundeando por el ciberespacio.

Besitos

Alicia R. dijo...

En realidad, leí casi toda la novela en una extensa visita al Museo de los Niños. Esto puede significar que el libro es tan maravilloso y atrapante que no se vió afectado por "¡no te vayas de acá sin avisarme! ¿adónde estará ahora?" o que es tan simple y previsible que lo entendí y me gustó a pesar de las condiciones ambientales.

Ahora vas a tener que leerlo para averiguarlo...

Anónimo dijo...

Es el ssegundo comentario sobre el libro que escucho en pocos días, estoy esperando que me lo presten (me lo prometieron) y despues te comento lo que me pareció, en principio sólo leí de Vargas LLosa La tía Julia Y el escribidor que me gustó mucho.
María M.

vane dijo...

no soy fanatica, y a veces me dan miedo algunos escritores tan rebuscados que tenes que volver mil veces para entenderlos!!!!
seguiremos tu recomnedacion!!! que pare mi cerebrito ultimamente un poco desgastada, si es liviana o tranqui, va mejor!!!

besos