domingo, junio 18, 2006

Alquimia dietética

Me imagino que ya deben conocer la paradójica transformación de los alimentos hipercalóricos en acalóricos dependiendo de su ubicación. Para decirlo en palabras sencillas cualquiera sabe que NO engorda comer:

  1. Del plato ajeno (ej, los ravioles con crema del plato de que está al lado pierden todas sus calorías durante el viaje hasta nuestra boca)
  2. Comer con culpa. Repetir "no debería estar comiendo esto" es casi como no comer.
  3. Galletitas rotas (las calorías estaban en la otra mitad)
  4. Lo que queda en la cuchara luego de servir. ¿Cómo sacamos lo que queda? ¿Lavándola, con una servilleta? Lo mejor es pasar la lengua.
  5. Todo lo sobrante. Todo lo que sirva para "emparejar" no engorda. Tajadas de torta, queso cortadas con cuidado y con fines estéticos son acalóricos.
  6. Lo que se come sin pensar. Por ej, el paquete de galletitas completo que nos bajamos mientras mirábamos la tele, al no quedar registrado en nuestra mente, tampoco queda registrado en nuestro cuerpo.
  7. Todo lo que se come luego de hacer alguna actividad física va a cuenta de los millones de calorías que seguramente gastamos en los 15 minutos en los caminamos en la cinta. La comida de los próximos 3 días es para compensar el esfuerzo.

1 comentario:

lauraBaires dijo...

Ya te digo: todo está en el termostato interno. Y en los pantalones elastizados, obvio!
Siempre el mismo talle...