sábado, febrero 14, 2009

Aquí hay algo que no entendieron


Realmente me molestan las pacientes que vienen en esta época del año, diciendo:
- Vengo a hacerme el control ahora, así me voy tranquila de vacaciones.

Y me molestan porque no se dan cuenta de que lo que dicen es una soberana estupidez.
Con esa frase están asumiendo que el objetivo de hacer los controles en salud es ver que está todo bien y quedarse tranquilas. Y no, no es eso.

El objetivo de hacer pruebas diagnósticas en personas aparentemente sanas, es descubir cuáles de ellas están desarollando enfermedades que se beneficiarían de un seguimiento o tratamiento más precoz, antes de que den síntomas. Con esto en mente, yo vengo dos semanas antes de irme a la playa para hacerme un control. Al momento de la consulta pueden darse dos situaciones:

  1. No tengo nada.
  2. Tengo algo.

Si no tengo nada, haber hecho o no el control hubiera sido lo mismo. Es verdad que luego de los estudios tenemos una certeza razonable de que estamos sanos, pero al margen de que lo sepamos o no, el hecho en sí no cambia. Otro aspecto a considerar es que para arribar a esa conclusión a veces es necesario repetir procedimientos o solicitar otros para aclarar algunos puntos. En resumen, mi idea para irme tranquila de vacaciones no es llegar con mi mamografía y que me digan que hay una zona dudosa y que va a haber que hacer tomas adicionales y una ecografía. Mucho más considerando que voy a tener que esperar a la vuelta para hacerlas y que es muy probable que la conclusión final sea: no tengo nada.

Si tengo algo, salvo excepciones (ahora no se me ocurre ninguna, pero voy a seguir pensando...) enterarme ahora o el mes que viene no cambia nada. Sinceramente, me parece la peor idea del mundo enterarme la semana previa a mis vacaciones.

Siempre es mejor enterarse a la vuelta.

6 comentarios:

Ana dijo...

Uy! estoy en la lista negra! Creo que en el fondo una quiere creerse que es un trámite, que va a salir todo bien y ya lo deja hecho. Ahora, cuando me toca ir a buscar el resultado tomo conciencia de que NO es un trámite. Cierto, mejor hacerlo fuera de vacaciones, todo caso si tengo algo uso licencia y no gasto vacaciones!

Miroslav Panciutti dijo...

Totalmente de acuerdo. Además, la persona que te dice eso, si durante todo el resto del año estaba tranquila (ya que no se hacía el chequeo), ¿por qué justo al irse de vacaciones la entra la intranquilidad que pretende (bobamente) apaciguar? De todas formas, me imagino que se trata de uno de esos comportamientos que se hacen sin ponerse a pensar en su lógica (en su falta de lógica, más bien); y no es el único. Un beso.

Anita dijo...

jua!!!!!
es increible, pero no dudo de que estos especímenes existan!

De todas formas, aunque quisiera...tendría que empezar dos meses antes de las vacaciones!! Acá entre que la doc te da las órdenes y te hacen los estudios, pasa un mes casi!!! y cuando logré juntar los resultados (por ahora pap, tv y eco mam) no consigo turno con la doctora hasta dos semanas después!

Bere dijo...

Alicia, cerraste tu blog de consejos profesionales?

El Canilla dijo...

Y encima rapidito, que me voy el miércoles!

Alicia R. dijo...

Ana: solo por ser comentarista de este blog, saliste de la lista negra ;-) Un beso.

Miroslav: supongo que es un comportamiento bastante humano. Seguro que yo hago lo mismo en otras cosas. Un beso.

Anita: a mí también me toca ser paciente y ¡coincido!

Bere: no, sigue estando pero lo actualizo muy cada tanto. Besos

El Canilla: ¡pero no me diga que el informe del Pap tarda 2p días!