viernes, junio 08, 2007

A pedido de Hurricane

Sólo para acceder al pedido de Hurricane participo en lo siguiente. Espero que Hurricane valore en su justa medida mi sacrificio, ya que es por todos conocido que la gente que publica blogs personales es muy reservada y odia hablar de sí misma. Las reglas son:


1. Cada jugador cuenta ocho cosas de sí mismo

2. Además de las ocho cosas tiene que escribir en su blog las reglas.
3. Por último tiene que seleccionar a otras ocho personas y escribir sus nombres/blog.
4. Por supuesto, no hay que olvidar dejarles un comentario acerca de que han sido seleccionadas para este juego.


Pero, o porque los sistemas piramidales terminan agotándose o porque soy muy huraña en la web, no tengo ocho víctimas para elegir. Por lo tanto me voy a saltear la 3 y la 4. El que quiera tomar la posta, tiene la libertad de hacerlo.

Después de esta brevísima introducción:


1) Me encanta cumplir años y decir cosas como "este año cumplo 20 de haberme recibido en la Facultad". Me parece que cada año que pasa uno está mejor. (Me imagino que esta regla tiene un límite :-( )

2) Lamentablemente con los años no sólo se gana experiencia. Después de haber sido mucho tiempo la odiosa flaca-que-come-lo-que-quiere, ahora sospecho que terminaría siendo una bola de grasa si no fuera al Dieta Club.

3) Siempre quise ser Nadia Comaneci y no me salió. Sin embargo, no pierdo las esperanzas y sigo haciendo acrobacia, complemento de pesas y expresión corporal. Lástima que no me quede tiempo para cosas más útiles como mejorar mi inglés.

Por ejemplo, mi hija me tuvo que explicar que sinking (hundiendo) no es lo mismo que thinking (pensando).

4) La letra impresa me absorbe de una manera obsesiva. No entiendo a los adictos a la tele (mi marido) al que critiqué sin piedad hasta la aparición de Internet. Ahí me tuve que comer mis palabras sobre la gente que se sienta horas frente a una pantalla.

5) Me aburren muchísimo los bebés y los niños. Mis hijas son mis hijas y me ocupo de ellas, pero soy mejor madre de adolescentes y no me presto a entretener a un hijo ajeno ni por casualidad.

6) Elegí medicina por descarte y porque mi mamá es médica. Al final me gustó, pero me gustaría hacer un trabajo con menos responsabilidad legal.

7) Me psicoanalicé en forma discontinua como 15 años (típica argentina de clase media :-)). A final, terminé descreyendo bastante del psicoanálisis. Por lo menos, me parece que la inversión es superior al beneficio.

8) A los 19 años me puse de novia por 2º vez, después nos casamos y todavía seguimos :-). Al igual que la mayoría de mis amigas casadas por muchos años, por momentos me parece que la nuestra es una historia de amor para contarles a nuestros bisnietos y por otros que la única solución es divorciarnos lo antes posible.

10 comentarios:

Hurricane dijo...

Sra.!! muchas gracias, pero no quisiera pensar que esta participación fue (ni un poco) en contra de su voluntad.
Vos como médica y yo como arquitecto tenemos un punto en común. A nuestros errores los tapa la tierra, sea en forma de sepulcros los unos o canteros los otros.
Saludos

Ana dijo...

ando por aca
http://volveracebar.blogspot.com/
cariños

*cone* dijo...

jaja! que barbaro! a mi me pasa lo mismo eso de cuidar hijos ajenos. No puedo. El sabado vinieron a casa 5 matrimonios a cenar, con sus niños (maldigo a mi marido por estas cosas raras que hace) cada matrionio traía entre 2 y tres hijos! ni te cuento como me dejaron la casa. Las minas? hablando de boludeces y yo corriendo a sus hijos para decirles que en el living no se jugaba a la pelota y las mesas no eran para bailar arriba.

Bebe dijo...

Veo que tan malo no debe ser tu matrimonio ya que pudiste colocarlo dentro de los 8 items sobre tu vida y tampoco era para putearlo en un 100%
Sos una afortunada!!!!!!!!!!!!
Besos
Bebe

Bebe dijo...

Veo que tan malo no debe ser tu matrimonio ya que pudiste colocarlo dentro de los 8 items sobre tu vida y tampoco era para putearlo en un 100%
Sos una afortunada!!!!!!!!!!!!
Besos
Bebe

Alicia R. dijo...

Hurricane, bueno no fue del todo obligada pero casi :-) Saludos.

Ana, qué suerte que estés de vuelta.Besos.

Cone, como dice mi tía: ¿por qué te creés que las madres tienen monumentos en las plazas? Por cuidar a nuestros propios hijos. Con eso hacemos demasiado ;-)

Bebe, es un fenómeno que veo en los matrimonios XXL (L de long no de large). Un día tu amiga piensa en divorciarse y al otro "estsmos bárbaro" Dicen que mal de muchos...Besos

Ana dijo...

Me pasa algo similar con los niños, los míos los disfruté mucho, pero a los demás le aplicaría aquello de que son como los cuadros, al rato da ganas de colgarlos...
Cariños

Tanhäuser dijo...

Menos mal que hay alguien que dice la verdad, que los niños de los otros son un coñazo.
Un abrazo, mujer positiva.

montevideana dijo...

bueno, yo me dí por invitada con tu post.

reflexión interesante ésto de decir 8 cosas de uno, eh?

Alicia R. dijo...

Ana, demasiada paciencia ya una demostró con los propios ¡Hasta siguen vivos! ¿Qué más pruebas? :-)

Tanhäuser, nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio (¿Te gustó esa frase que se me acaba de ocurrir? )
Montevideana, te paso la posta y después me asomo a ver los resultados. Besos.