sábado, marzo 06, 2010

La vocación de Hija Menor

Hija Menor, a punto de empezar quinto grado, me dice:

- Cuando sea grande, no sé si ser bióloga o maestra- piensa. Mejor maestra, porque tienen tres meses de vacaciones.
- Claro, pero tenés que aguantarte a tus alumnos los nueve meses restantes -le recuerdo.
- Sí, pero yo pienso explicar todo una vez y el que no entiende, no entiende.
- Bueno, pero por ahí alguien te dice algo, la directora... los padres...
- No importa, si algún padre me dice algo, yo le voy a contestar: su hijo no entiende, ¿qué quiere que haga?. Además. yo pienso explicar todo rapidito, así me queda tiempo para leer en clase.

Se me ocurre una idea inquietante:

- Pero qué, ¿tus maestras son así? -pregunto.
- No y están siempre enfermas de la garganta de todo lo que nos tienen que gritar - me dice mientas sacude la cabeza, compadeciéndolas.
-Me parece que serías mejor como bióloga -concluyo.


5 comentarios:

Lansky dijo...

Esa niña es un genio, la biología la aguarda como a la nueva Margulis

Miroslav Panciutti dijo...

La verdad es que mucha vocación pedagógica no parece tener, aunque la entiendo. Un beso.

Alicia R. dijo...

Lansky: no sé si la biología la aguarda, pero la docencia seguro que no :-)

Miroslav: yo también la entiendo, por eso le señalé la contrapartida de tener tres meses de vacaciones.

Besos

YO, EL POLAKO dijo...

ja ja... qué dulces las dos!
Besos.

Alicia R. dijo...

No creo que merezcamos ese calificativo, pero gracias sobre todo por tu visita.
Besos