martes, febrero 02, 2010

¿Su marido?

Fui a reservar salón para el cumpleaños de Hija Menor.
-¿Nombre de la cumpleañera?
Pilar
- ¿Su nombre?
Alicia
¿El nombre de su marido?

- No tengo marido. En realidad, me parece muy mal que me preguntes eso. A mí no me importa, pero no estás considerando a todos los chicos que no tienen a sus padres casados. Ya sea porque están divorciados o porque nunca se casaron (¿viste que ahora la onda es de nada de papeles?) Incluso, mirá si el padre está muerto. También estás discriminando a las madres lesbianas. ¿Y si yo no tuviera marido, sino esposa? Además, ¿cuánto hace que trabajás en esto? ¿Todavía no aprendiste que hay que decir el papá de la nena, jamás palabras como marido, esposo o lo que sea. Es para meterse en líos...

Pero hacía tanto calor, que opté por la respuesta B:
- Fulano.


7 comentarios:

Miroslav Panciutti dijo...

También podías haberte puesto a llorar desconsolada y escandalosamente y haber dejado a tu interlocutor/a fuera de juego, imaginando que eras una sufriente viuda o esposa recién abandonada. Así se lo pensaría mejor en posteriores ocasiones. Un beso.

Vanbrugh dijo...

Podías hacer como hizo mi madre una vez que vino a casa un alguacil a cobrar una multa de tráfico de mi hermana, su hija mayor.

- ¿Que dónde está, dice usted? ¡Buena pregunta! ¡Tres años hace que se fue de esta casa! ¡Tres años en los que no ha sido para llamar a su madre, para decir "estoy bien, no os preocupéis"! ¡Que dónde está, dice! ¡Ah, si lo averigua usted, por favor, no deje de decírmelo..!

Así clamaba mi madre, que cuando se aburría en casa podía ser muy creativa, delante del atónito funcionario, que, claro está, se fue sin cobrar ni conseguir siquiera una firma que atestiguara la notificación. Mi hermana, mientras, estaba a dos metros, en la cocina, tomando café con leche y aguantándose la risa, que habría deslucido un tanto la lograda improvisación materna.

Alicia R. dijo...

Miroslav: hacía demasiado calor...
Besos

Vanbrugh: me encantó lo de tu madre. Alejar el problema + hacer sentir culpable al otro, todo en uno. Brillante. Besos

Lansky dijo...

Como hijo de madre soltera, y a mucha honra (además tuve una abuela que yo calculo que valía por seis o siete padres, aunque tener muchos padres por lo visto y paradójicamente está mal visto), por todo ello, gracias por tu texto y un saludo cariñoso

Alicia R. dijo...

Lansky, gracias por tu comentario. Cuántas veces te leí... y nunca comenté :-)
Besos

Lansky dijo...

Gracias a tí,Alicia, pero no te prives de comentar en mi blog: Los comentarios son la sal de los blogs, bien lo deberías saber tú.

Besos

Dante de pan dijo...

Vengo desde Lansky (soy muy curioso) y me gusta tu "avatar", tan fresquito y relajado...
Este Fulano tiene hijos por todas partes...parece mi padre.